Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NAVARRA DEPORTE

Las cuatro ilusiones de casa

Azcona, Salas, Leache y Jiménez apuntan los objetivos de los navarros

Actualizada Martes, 27 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . PAMPLONA

La de ayer fue una tarde de idas y venidas en el hotel AH San Fermín de Burlada. La 47 Vuelta a Navarra contará con cuatro equipos navarros: Lizarte, Caja Rural, Telco-Aldabea y Azysa-Cetya. Cada uno acude con un objetivo, y todos con una ilusión común: dejarse ver en la carrera de casa. Diario de Navarra propuso a sus directores contar sus sueños fotografiándose con un maillot amarillo.

"Nosotros venimos con la idea de hacer una buena general con Amador, pero hasta que no veamos qué ha pasado en la contrarreloj por equipos no se puede decir nada", explicaba ayer Manolo Azcona, el más veteranos de los técnicos navarros y director del Lizarte. "Los equipos amateurs no tenemos experiencia en este tipo de cronos, y las diferencias pueden ser muy grandes, definitivas para lo que queda de Vuelta".

Azcona cree que el enemigo va a estar en los equipos profesionales italianos, en especial el Cinelly-OPD italiano.

Tradicionalmente Caja Rural siempre ha acudido con miras altas a la Vuelta a Navarra. En 2008 el club de la Burunda ha sufrido una profunda reconversión, cuenta con una plantilla más joven pero acude con unas ganas tremendas.

"Queremos dejarnos ver porque ésta es la carrera de casa, corremos delante del patrocinador, y siempre tienes una motivación especial", comentaba ayer Francisco Jiménez, que en 2008 dirigirá por segunda vez al Caja Rural en la Vuelta a Navarra. "La general está imposible con los equipos profesionales, y las etapas tampoco van a estar fáciles, pero le vamos a poner valentía, ganas y les haremos correr contracorriente a los continentales".

Dos carreras en una

La gran virtud de buena parte de los equipos de la Vuelta a Navarra es saber cuál es su sitio. Todos saben que se enfrentan a bloques profesionales, con mejores corredores, muchos más medios y experiencia que ellos. Es una batalla desigual.

"Nosotros queremos hacer una buena carrera con Carlos Delgado, se ha preparado muy bien, y está en forma, pero corremos con equipos profesionales, que tienen otro nivel. Y con la contrarreloj por equipos las diferencias van a ser todavía más grandes. El tiempo que se pierda en la contrarreloj por equipos con toda esa gente me parece irrecuperable por mucha carrera que quede por delante", apunta Íñigo Leache, que con Luis Vicente Otín dirigirá el Azysa-Cetya-Viscarret.

Juan Salas es otro veterano de guerra en la Vuelta a Navarra. Siempre le ha tocado navegar con equipos de posibilidades limitadas ante las potentes formaciones continentales, pero el responsable del Telco-Aldabea este planteamiento de competición le parece bueno.

"La diferencia está ahí y está claro que hay dos velocidades en este tipo de carreras. Los equipos continentales tienen más nivel, y vienen de correr carreras de más nivel que ésta", explica Salas, que confía en Asier Fernández para la general y el belga. "Pero a los chavales de nuestros equipos les gusta correr con ellos. Saben que la diferencia es muy grande, pero les motiva muchísimo competir con gente de ese nivel, y eso es bueno".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra