Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ECONOMIA

La renta básica subirá a 510 euros este año y al 100% del SMI en 3 años

Pasará del 80 al 85% del salario mínimo y en 2009 se reducirá el requisito de residencia de 2 años a 1 y el plazo de concesión

Actualizada Sábado, 24 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • M.J.C. . PAMPLONA

La renta básica, ayuda económica para las personas y familias más desfavorecidas y que no pueden obtener ingresos o no los suficientes para cubrir sus "necesidades básicas", aumentará en junio, cuando previsiblemente entre en vigor la Cartera foral de Servicios Sociales, ahora en el Consejo de Navarra para su visto bueno. En 2007 esta ayuda era para una sola persona hasta de 456,48 euros al mes, el 80% del salario mínimo interprofesional (SMI) de entonces.

Ahora pasará al 85%, lo que supondrá 510 euros (crece 53,52 euros, casi un 12%), ya que el SMI de 2008 es de 600 euros. Para las familias con dos miembros o más la ayuda sube porcentualmente hasta el 130% del SMI para 6 miembros o más.

Así lo indicaron fuentes del departamento de Asuntos Sociales, que además señalaron el compromiso del Gobierno foral de que la renta básica llegue hasta el 100% del SMI en la actual legislatura, mediante incrementos progresivos de un 5% anual.

Un aumento que, junto con la propuesta del Gobierno estatal de situar gradualmente durante esta legislatura el SMI en 800 euros al mes, "facilitará a las unidades familiares en situación o riesgo de exclusión social mayores recursos económicos, disminuyendo la pobreza extrema y mejorando sus condiciones de vida".

A ello se espera añadir un "acompañamiento social intenso" de equipos de incorporación sociolaboral para alcanzar la inserción activa de estas familias de modo que puedan obtener ingresos a través de un empleo y dejar de necesitar ayudas, tal y como se planteaba en el Plan foral de Lucha contra la Pobreza.

No es el único cambio. A partir del año 2009, la Cartera recoge también una reducción del requisito de residencia efectiva en Navarra de dos años a uno y el plazo de concesión de la renta básica a 45 días. Cabe recordar que la renta básica es una prestación incluida en la Cartera de Servicios Sociales como "garantizada", es decir, una ayuda a la que tienen "derecho subjetivo" las personas y familias que la necesiten y que por tanto puede ser reclamada incluso ante los tribunales.

Acuerdo con el servicio social

Esta ayuda se dirige a personas y familias en situación o riesgo de pobreza y exclusión social, mayores de 25 años y menores de 65 o menores de 25 que formen una unidad familiar independiente.

También deben firmar, salvo excepciones, con el servicio social de base un Acuerdo de Incorporación Sociolaboral, para realizar actividades dirigidas a su formación e inserción social, así como haber solicitado previamente prestaciones a otras Administraciones, sin conseguirlas.

El otro requisito es el de los 2 años de residencia efectiva en Navarra, que desde 2009 se reducirá a un año. No obstante, existe también una modalidad de "excepcionalidad", es decir, para personas o familias que no cumplan alguno de los requisitos pero que necesiten con urgencia la ayuda, especialmente en el caso de que haya niños de por medio.

Así, en el 2007 se presentaron 4.185 solicitudes de renta básica, un 17,58% más que el año anterior, de las que fueron concedidas 3.275 correspondientes a 2.269 unidades familiares distintas y a un total de unas 6.100 personas. El 57% de los perceptores eran mujeres y el 43% hombres y casi el 66% de entre 26 y 45 años de edad. El 47% vivía en Pamplona.

Del total, 726 concesiones lo fueron por la vía de la "excepcionalidad", como familias monoparentales sin recursos, inmigrantes sin permiso de residencia y otras situaciones urgentes.

El gasto total fue de 6,42 millones de euros, un 24% más, tanto por el aumento de solicitudes como por el hecho de que en 2007 se volvió a calcular la renta básica con el SMI y no con el llamado IPREM, de cuantía más baja.

Sumando el gasto realizado desde 1999, Asuntos Sociales ha dedicado a la renta básica un total de 45,76 millones de euros.

Para combatir la exclusión

La exclusión social se define como "la acumulación de barreras que impiden o dejan fuera de la participación en la vida social mayoritaria, como "pobreza económica, falta de trabajo digno, carencia de vivienda adecuada, problemas de salud, deficiente formación y escasa cultura, conflictos en las relaciones interpersonales...". Factores que no suelen presentarse por separado, sino interactuando unos con otros y generando una especial vulnerabilidad personal y social. La renta básica es un elemento, aunque no el único, de la intervención social para combatir la exclusión.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra