Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TOROS/SAN ISIDRO JUAN MIGUEL NÚÑEZ

Ponce, ninguneado

Actualizada Jueves, 22 de mayo de 2008 - 04:00 h.

P RIMER día de reventa disparatada. Lo que quiere decir que se respiraba cierta frivolidad en el tendido, aportación del inevitable público de clavel, como despectivamente les suelen llamar los otros, la parte crítica. Suele pasar en días como éste que los dos bandos tratan de adelantarse recíprocamente en sus juicios y apreciaciones para evitar que el festejo tome el carácter que la otra parte quiere imprimirle.

Apoyan lo que quieren y denostan lo que no les gusta, incluso con impertinencias. Lástima de plaza de Las Ventas, supuestamente la primera del mundo, que por los modales del tendido a veces deja mucho que desear.

A Ponce, como tantos ídolos en lo mejor de su carrera, no le perdonan algunos su condición de máxima figura. Torero de época por su trayectoria, plagada de gestos como el de encontrarse en Madrid con una corrida complicada e imposible, y jugarse la vida sin miramiento y a cambio de nada. Los de la jet, ni se enteraron la mayoría. Los ultras, sin una excusa verdaderamente taurina, llegaron a gritarle "¡que te estás quedando calvo!". Una pena.

Lo más importante de la tarde lo hizo Ponce con dos toros dificilísimos, el primero siempre a la defensiva, andando y pegando cabezazos; y el cuarto, reservón, bronco y con peligro. Y a los dos les sacó muletazos increíbles a base de la mejor técnica y de muchos arrestos. Sólo Ponce es capaz de ponerse delante de los dos, intentar pegarle pases y pegárselos. Fueron muletazos atacando casi siempre en corto, llevándolos muy tapados, y con arrestos, puesto que había que tragar una barbaridad. Con una feliz paternidad recién estrenada y con su desahogada posición económica no hay torero capaz de jugársela como él. ¿Será posible que los del tendido 7 no se den cuenta de lo importante que es para la Fiesta el espejo que representa Ponce?

A Castella le respetaron más, aunque tampoco se salvó de la recomendación de "¡córtate el pelo!" repetida varias veces. Su primer toro, aun siendo manso y saliendo distraído de las suertes, fue de los pocos que se dejó algo. El diestro francés acertó en los toques para tenerlo siempre fijado, y acertó en la distancia corta, donde más y mejor se movía el Alcurrucén. Hubo pases por la derecha, por abajo y con enjundia. Por un momento dio la sensación de triunfo, mas faltó enemigo -que terminaría buscando la querencia- y sobre todo contundencia con la espada. El quinto fue toro vacío por completo. Y Castella apenas estuvo más allá de las probaturas.

Morenito de Aranda, muy valorado por la actuación en su confirmación de alternativa, el día 4, entró por la vía de la sustitución al no poder comparecer el mexicano Joselito Adame, afectado de un virus hepático. El de Aranda contó con el lote más colaborador y se justificó. Tuvieron muy buena compostura sus dos faenas, sobre todo la primera, aunque ninguna de las dos llegó a romper. Y destacó sobremanera en el toreo de capa, lo mismo en el recibo a su primero que en un quite al último. Quede constancia de que también pegó muletazos buenos sueltos, y que bordó los remates de serie, sobre todo los cambios de mano por delante y los de pecho. En los dos trasteos se echó de menos, sin embargo, la profundidad. Quizás tenía que haberse despeinado más, por ejemplo, como Ponce.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra