Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NAVARRA

Los toreros navarros Marco y Expósito tentaron en la finca burgalesa de Bañuelos

El matador y el novillero tomaron parte en una tienta en la finca La Cabañuela, donde pastan los toros de Bañuelos

Actualizada Miércoles, 21 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • KOLDO LARREA . BURGOS .

La finca burgalesa La Cabañuela, donde pastan los toros de Antonio Bañuelos, vivió el domingo pasado una jornada campera completamente navarra. En su coqueta plaza de tientas se llevó a cabo un tentadero en el que intervinieron el matador de toros Francisco Marco y el novillero Francisco Javier Expósito, ambos navarros. Además, disfrutaron de la tienta una veintena de burgaleses, todos ellos ex alumnos de la Universidad de Navarra.

El primero en intervenir fue Marco. La primera vaca galopó con buen tranco hacia el peto pero no hizo otra cosa que topar, sin entregarse. Tuvo calidad en la embestida pero reculó algo y salió de los muletazos hacia fuera. El espada estellés la entendió perfectamente, la toreó con quietud y se lució templado por ambos pitones.

Su segunda fue la peor de la tienta. La erala burgalesa resultó algo brusca; tuvo corto recorrido, se volvía enseguida y, por ello, se mostró pegajosa.

Marco estuvo siempre por encima de ella y, como el lucimiento no era posible, se peleó bien con ella hasta dominarla por completo.

Mejor suerte con la materia prima tuvo Expósito. La segunda de la lluviosa mañana cumplió de sobra en el peto; peleó bien en varios encuentros con el picador Pedro Iturralde. Después, en la muleta, desarrolló fijeza y clase, y repitió con recorrido. El novillero pamplonés la toreó por derechazos y naturales, con temple y limpieza, y hasta se gustó en algunas series.

La última vaca

Algo que no pudo hacer ante la cuarta y última vaca de la tienta, una erala colorada que tuvo motor y repitió, por lo que fue más exigente.

Expósito dio la cara aunque no terminó de hacerse con ella por las embestidas incesantes que le impedían colocarse entre un muletazo y otro.

En cualquier caso, la tienta satisfizo a los dos diestros navarros y les sirvió, sobre todo, de entrenamiento para su próximos compromisos en los ruedos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra