Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Se busca gente que quiera mudarse a vivir al pueblo

"El mundo rural se está despoblando, hay que volver al campo". La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente desafía a los navarros amantes de la naturaleza a que adopten un nuevo modelo. Ya cuentan con experiencias piloto en Lleida o Palencia.

Actualizada Martes, 20 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • CARMEN REMÍREZ . PAMPLONA

Menos subvenciones y más predicar con el ejemplo. La supervivencia de nuestro medio natural pasa, según postula la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente por recuperar la vida de nuestros pueblos. A su manera, ellos lo intentan promoviendo proyectos piloto de revitalización.

"Buscamos gente kamikaze dispuesta a lanzarse a gestionar lo que ahora corre a cargo de Guarderío, del Seprona o de los propios ecologistas. Que hagan la maleta y se vengan a vivir a los pueblos. Como agricultores, como ganaderos o con su oficio en la ciudad, pero a través del teletrabajo (trabajo desde casa con ordenador)". El requerimiento es simple: que se comprometan con la tierra que los acoge y se sientan partícipes de ese proyecto de equilibrio y conservación.

A modo de invitación para mudarse organizó ayer su ponencia en Civican uno de los miembros de la Fundación ecologista Rodríguez de la Fuente, el periodista ambiental asturiano Benigno Varillas. Fue uno de los invitados en el seminario sobre Mundo Rural y Biodiversidad organizado por la Fundación Oxígeno. Evitar con este método de "repoblación" el éxodo definitivo del campo no es una utopía, señaló. Citó cómo ya se han llevado adelante exitosas iniciativas en este sentido en las provincias de Lleida o Palencia. "También lo vamos a poner en marcha en sierras como la madrileña o la de Cazorla (Jaén)".

Varillas denunció que "son muchas las zonas de campo marginales con un riesgo alto y real de abandono". Según un estudio de la propia Fundación, en España suponen el 80% del territorio y en ellas habitan sólo dos millones de personas. "Los jóvenes ya no fijan su residencia en los pueblos. Y eso a pesar de las ayudas públicas que agricultores y ganaderos han venido recibiendo". Aunque también reconoció la dificultad de esa "recolonización" del mundo rural, Varillas apostó por dejar de lado las subvenciones y promocionar el pago de determinados comportamientos beneficiosos con el entorno. "La Administración tendría que reconocer la labor de estas personas en cuanto a reducción de emisiones de CO2 o mantenimiento de reservas de agua, por ejemplo", señaló.

"Ni sectas ni rollos raros"

Ante el probable interés que podría despertar su propuesta, Varillas quiso especificar. "Este mensaje va dirigido a alcaldes, ganaderos y profesionales. Huimos de sectas y rollos raros". Su plan de acción se enmarca en la misma línea de la Red Natura 2000, que regula los 42 Lugares de Interés Comunitario (LICs) de la Comunidad foral . "No pretendemos prohibir las actividades humanas en estos espacios protegidos , sino mantener la biodiversidad conservando al mismo tiempo las actividades económicas que hacen posible la existencia de determinados hábitats y especies", explicaba Roberto Lozano, presidente de Fundación Oxígeno.

La protección de la naturaleza, indicó Lozano, es totalmente compatible con el desarrollo del campo. Varillas e Ignacio Guembe, director general de Agricultura y Ganadería del Gobierno de Navarra, coincidieron en esa tesis. Guembe indicó que "se ha producido una evolución del pensamiento hacia un concepto de desarrollo rural". Para Lozano, "la protección de la naturaleza es el epicentro. Es allí, en nuestros pueblos, donde se debe trabajar en esta línea, ya que sus habitantes son los que conviven diariamente con el medio natural y los que deben aprovecharse de la riqueza que su patrimonio natural les pueda proporcionar".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Estuve viviendo durante 8 años en un pueblo de estos en la montaña. Entre semana eramos 12 vecinos y tan felices. Llegó el fin de semana, llegó el verano y la cosa se fastidió. Llegaron los domingueros con sus motos y quads y los vecinos que tenían ahí su segunda vivienda y ¡hala! meter ruido, dále al cortacesped, a llavar coches toda la familia y amigos (no se pagó el agua) y a buscar broncas con el personal. Al final teníamos más falsos empatronados que verdaderos y las decisiones se tomaban exclusivamiente mirando el bien de los "vecinos-turistas". Llegó la hora de partir. Nunca nos hemos arrepentido.no lo recomiendo
  • Es decir , que se trata de que dejemos nuestras viviendas de la ciudad y los servicios que esta ofrece y vayamos a vivir a una casa de pueblo que debemos primero reconstruir, y ello sin ayuda economica, sin escuelas, sin ........... en fin Tasio
  • ¿qué pueblo es ese de 500 habitantes y al lado de pamplona? mí también me gustaría algo así. yo vivo en zizur y ya se me está quedando demasiado grande. una lástima porque antes nos conocíamos todos. era un pueblo grande con todos los servicios. ahora se está convirtiendo en una mole. demasiado para mi gusto.pueblerino de ciudad
  • Yo elejí vivir en un pueblo de esos, de tan solo 500 habitantes, por lo bucólico del lugar y lo sano del entorno, y ahora estoy en un sin vivir, porque estos de UPN, que "tanto apoyan proyectos de colonización de zonas despobladas", no cejan en su empeño, de promover la implantación de un macrovertedero de 170.000 m2. al lado de las casas. No nos engañemos, ni nos dejemos utilizar por quienes, lo único que persiguen es utilizar nuestro esfuerzo, haciendonos creer, que seremos felices, cavando y rascándonos todo el dia, como perros y lejos de todo atisbo de civilización, para una vez hecho el trabajo de convertir un despoblado en un lugar bonito y habitable, desposeernos hasta del derecho a decidir sobre como queremos organizar nuestras vidas.SEAMOS SERIOS
  • Eso de que es energeticamente menos eficiente es falso. Se ahorra en energía eléctrica y en calefacción bástante más que en la ciudad. No hay más que comparar facturas, y te lo digo por experiencia. Lo del combustible, pues no llega a compensar la diferencia.pachi

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra