Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
GERARDO CASTILLO PROFESOR DEL DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

"Un buen marido piensa qué puedo hacer hoy para hacer feliz a mi mujer"

"Los entrevistados me dicen que el verdadero amor es afrontar pruebas cada día y superarlas"

Actualizada Martes, 20 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • G.ASENJO . PAMPLONA .

Gerardo Castillo Ceballos imparte cursos de orientación familiar y pedagógica para padres y docentes. Lleva publicados 26 libros sobre educación, el matrimonio y la familia. Antes de sacar al mercado Amor a fuego lento indagó en las claves del éxito matrimonial publicando Confidencias de casados famosos.

"Ahora, con este libro, voy más allá del matrimonio y les solicito que me hablen de su vida familiar desde que eran niños" . Realiza una introducción biográfica de los personajes entrevistados y agrega un comentario sobre las claves del éxito familiar, al tiempo que destaca el valor comunicativo del amor sin palabras y "del silencio. activo de un amor callado" y cita, entre otros, a Neruda: "en un beso sabrás todo lo que he callado". Recoge los testimonios de Fabiola Domecq, Nicolás Redondo Terreros, María Luisa Ayuso de Atarés, José Javier Uranga, Ana Tijan de Brajnovic, Ramón Pi, Antonio López, Héctor Colonques, Socorro Ruiz-Mateos, Isabel Estapé, Javier Nagore, Ramón Calderón, José Javier Esparza, Yolanda Barcina, Jesús Álvarez y Alberto Undiano.

¿En un momento en el que el ciudadano tiende a proteger su intimidad, cómo consigue que le hablen para un libro del ámbito privado del matrimonio?

Porque cuentan una historia de la familia, bonita y bella que sirve para otras personas. Ven que lo hago con la intención de llegar a la gente en una época de confusión sobre estos temas y creo que no bastan las palabras, se necesita que los maestros den testimonio de su propia vida. Les propongo que me hablen de su vida para hacer el bien a mucha gente que está perdida en un momento de confusión de valores.

¿Después de analizar tantos casos, cuál es la pauta fundamental que no puede obviar la pareja para que progrese su matrimonio?

Los entrevistados me dicen que el verdadero amor es afrontar cada día y superar juntos pruebas. En palabras de José Javier Esparza, crítico de televisión: el amor verdadero es el que se pone a prueba y la supera cuando llega la primera hipoteca, cuando se pone malo un crío, la primera vez que se te queman las lentejas... Ese romanticismo es más profundo que la imagen del novio y la novia que corren por la playa, porque la movilización del alma es muy superior.

Sorprende en su libro la viuda del general Atarés revelando su renuncia a la lectura por complacer a su marido. ¿Es para usted un acto de sumisión o de amor?

De amor. No es de sumisión porque esta persona tiene una personalidad impresionante. Se ve en la entereza y el carácter que ha tenido. Es amor conyugal y lo hizo por amor a su marido, por hacerle feliz. Admiraba tremendamente a Juan Atarés como persona y como militar. Describo el consejo de guerra y ella dice que admira lo que dijo el abogado defensor de su marido, cosas tan grandes como que era una persona íntegra, honesta, ejemplar, que ama a su patria y no cede en sus valores. Él también era un esposo ejemplar. Es una de las entrevistas que más han gustado.

Se advierte en charlas prematrimoniales que, tras el amor, la segunda asignatura a aprobar antes casarse es la de economía. ¿Con la cuenta corriente vacía es posible la felicidad matrimonial?

La felicidad no está en lo material. No está en las cosas. Ahora se cree que la felicidad está en el consumismo, pero cuanto más cosas tienes, más insatisfecho estás. La felicidad está en el dar y en el darse. En el matrimonio la felicidad se consigue de rebote. Si yo me caso para ser feliz no lo seré yo ni mi mujer. Tengo que casarme para hacer feliz y a mi mujer, y si lucho por ello y si lo consigo, de rebote seré yo feliz.

¿Por ejemplo?

Un buen marido, cuando se levanta por la mañana, lo primero que piensa no es si me arrancará o no el coche. Lo primero que piensa es qué puedo hace hoy para hacer más feliz a mi mujer, porque si ella es feliz yo lo seré como consecuencia de esa felicidad. En el amor conyugal la música no sale sola. Es como un armonio en el que hay que paladear todos los días y pedalear todos juntos.

¿Y cuándo la situación matrimonial es tal que la pareja ya no puede seguir junta?

El amor no es esencialmente sentimiento. Y si hay sentimiento y te emocionas, mucho mejor, pero lo esencial es querer al otro y eso es una operación de la voluntad. Querer el bien del otro y unirse a ese bien. No busque el amor ideal: trate usted de serlo para el otro. La culpa no es del matrimonio, es del que no da la talla. Trate de ser honesto.

¿Fracasan matrimonios porque nos formamos de tal manera que ni en la educación admitimos a ese "otro" diferente en raza, ideología o en su condición económica?

Me parece que vivimos en un ambiente social individualista. Tenemos muchos ejemplos por los que el individuo únicamente piensa en él mismo. Hay gente que se casa con mentalidad de soltero, de primero yo y lo mío. Se confunde el respeto a las personas en función de lo que son con el individualismo de hacer cada uno lo que quiera. El matrimonio no son vidas separadas. Tienes que escuchar al otro, ponerse en su zona y comprenderlo. Una de las causas del divorcio es la falta de comunicación. Los maridos tienen que capacitarse para ver las señales de alerta de su matrimonio porque la mujer se entera enseguida de todo. Tiene mayor inteligencia emocional.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra