Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Testimonios con huella

Actualizada Martes, 20 de mayo de 2008 - 03:59 h.
  • G.ASENJO . PAMPLONA .

Asegura que cada personaje de su libro aporta su lección pero, puestos a elegir, confiesa que le conmueven los testimonios en los que se observa que una mujer, "como esposa o como madre, fue decisiva en la historia de esa familia. Mujeres de categoría y con fortaleza", afirma. ¿Por ejemplo? "Fabiola Domecq, hija mayor de Álvaro Domecq. Fabiola perdió primero una hermana y después cuatro hijas en un mismo accidente. Las enterró a las cuatro y a la empleada de hogar en el panteón familiar. Me ha contado que se comunica todos los días con sus hijas y me decía que el que no tenga creencias religiosas pensará que estaba chiflada. Vivió esa situación con gran entereza y cogió el timón de la familia consolando a los demás. Natividad Terreros es la madre de Nicolás Redondo Terreros y esposa de Nicolás Redondo Urbieta. Estuvo cantidad de años sola con su marido encarcelado o exiliado. Una mujer impresionante porque dice que mantuvo la presencia espiritual de su marido en casa. Hizo de padre y de madre. Tercer ejemplo: Socorro Ruiz Mateos. Habla mucho de su madre, Teresa Rivero, la roca a la que todos se agarraron. Ana Tijan de Brajnovic que estuvo 12 años separada de su marido por la Segunda Guerra Mundial. 12 años de fidelidad. ¿Quién vive hoy la fidelidad? Cuando se encontraron, su marido le regaló doce rosas rojas en la estación de Munich. A ella le habían condenado en Croacia a trabajos forzados por ir a la iglesia con su hija. Él estuvo en dos campos de concentración. Le ofrecieron los comunistas colaborar en una emisora pero no renunció a sus creencias y estuvo a punto de ser fusilado. Me ha llamado la atención José Javier Uranga. Sobrevivió a 27 balas de un ataque terrorista. Después de un año hospitalizado retoma la dirección de Diario de Navarra. Me cuenta que el milagro se debe a la Virgen de Ujué y al Dr. Cañadell. Me impresionó el coraje que tiene y cómo me dice que esos tíos no iban a acabar con él. Otro testimonio: María Luisa Ayuso de Atarés. Su marido, el general Atarés, fue asesinado en 1985 en la Vuelta del Castillo. Tras el entierro de su marido un 24 de diciembre celebró la Navidad con su familia y perdonó a los asesinos. Su hija me dijo que admira a su madre porque siempre estuvo detrás de su padre aceptando sin quejarse cambiar 38 veces de casa".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra