Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Tecnologías para la verdura

La empresa navarra Olus Tecnología se quiere convertir en una correa de transmisión entre investigadores y productores en el mundo de la verdura. Entre sus productos, cardo con almendras o espinacas con bechamel en bolsas listas para consumir

Actualizada Martes, 20 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • J.R.S. . PAMPLONA.

LE han dado a su empresa un nombre de dos palabras, ambas buscadas con intención. Por un lado, Olus, verdura en latín, porque ése es el objeto de su trabajo. Por otro, tecnologías, porque a lo que no se dedican ni al cultivo ni a la distribución ni a la comercialización de las verduras: lo suyo es la búsqueda de tecnologías con las que llevar de manera más provechosa las verduras al consumidor. De alguna manera, ellos son algo parecido a unos intermediarios, pero de tecnología.

Toman los conocimientos que se han generado en universidades y otros centros de investigación y los llevan a la empresa agroalimentaria, para que se puedan aprovechar de nuevos productos.

"Nos encontramos por un lado con un sector maduro, en el que las tecnologías se introducen muy poco a poco. Por otra parte, existe una infraestructura científico tecnología muy bien dotada, con unas capacidades tremendas, pero desunida, porque cada uno hace la guerra por su cuenta. Lo que nos dijimos fue: vamos a montar una empresa que transfiera esa tecnología, siempre que orientada a producto, para dar valor añadido a este sector que en sí mismo no va a querer invertir para el desarrollo de estas tecnologías", explica Miguel Isaacs Abril-Martorell, director general de Olus Tecnologías.

La empresa, que nació hace apenas dos meses y está instalada en Zizur, tiene a seis personas en plantilla y ha sido constituida por las empresas de capital riesgo Barlovento (55%) y Sodena (45%) que aportarán en los próximos tres años 2,5 millones de euros. Recientemente, en el marco del Congreso Vive las Verduras , Olus Tecnología se presentó en sociedad y firmó un importante acuerdo marco con la UPNA, la Universidad de Navarra, el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) y el Instituto Técnico de Gestión Agrícola (ITGA), de manera que la empresa sirva de punto de contacto, y desarrolle investigaciones que puedan convertirse en tecnologías vendibles en todo el mundo. "Queremos traducir ese conocimiento en productos que podamos proteger con una patente y transferir a empresas del sector agroindustrial como Florette o Gutarra", explica Isaacs.

Productos concretos

Olus Tecnologías está pensando en productos y técnicas bien concretas. La estrella se llama altas presiones, con la que quieren desarrollar productos preparados listos para consumir y con sus propiedades íntegras. "Las bandejas que se encuentras actualmente en el supermercado se preparan dándole unos tratamientos térmicos muy potentes que dan vida útil (plazo de caducidad), pero eliminan características organolépticas del producto, como el sabor o la textura, o las nutricionales. Las altas presiones, en detrimento de la vida útil, mantienen esas características en la verdura", ilustra Isaacs, que menciona algunos de los platos que tienen en mente y que con esta tecnología podrán pasar de la bolsa directamente al plato: cardo con almendras, menestra de verduras o espinacas con bechamel.

La empresa también trabaja con tecnologías que ya son bien conocidas en el sector, como la denominada atmósferas modificadas. "Es la que se utiliza para las bolsitas preparadas de ensalada gourmet. A priori, haremos cardo y borraja ya pelados, listos para comer, pero con una caducidad mínima de 30 días. Pretendemos que la tecnología dote de vida activa sin menoscabo del producto", señala Isaacs.

Finalmente, la tercera tecnología a la que se dedican es la llamada envases activos. "Se trata también de productos en cuarta gama (preparados para su consumo), pero pretendemos es dotarle más vida útil, para que se pueda comercializar en el mundo. Una caducidad de 30 días haría imposible que aguantara hasta llegar a un destino del mundo", señala el director general de Olus Tecnologías, una empresa que ha nacido con vocación internacional y que quiere trasladar las tecnologías que desarrolle a cualquier empresa del mundo. En todo caso, se trata de un proyecto que necesita de un plazo medio-largo. "Al término del cuarto o del quinto año esperamos recuperar parte de la inversión".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra