Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Omotesando, la calle de la arquitectura de Tokio

El de mayor extensión es el centro Omotesando Hills de Ando, inspirado en el templo sintoísta Meiji

Actualizada Martes, 20 de mayo de 2008 - 16:49 h.
  • AGENCIAS. Tokio (Japón)

Un paseo por la elegante avenida Omotesando de Tokio permite admirar de golpe algunos de los edificios más impactantes de la arquitectura mundial, diseñados por figuras de renombre como el japonés Tadao Ando o los suizos Herzog & de Meuron. Sus obras, construidas en acero, cristal, madera y hormigón, albergan tiendas de lujo como Prada, Tod's, Louis Vuitton o Dior en una competencia visual que se puede recorrer en apenas media hora, sin parangón con otras metrópolis.

En Tokio siempre es posible hallar edificios para todos los gustos pero en Omotesando, llamada también "Los Campos Elíseos" por su similitud con la avenida parisina, numerosas construcciones brillan por su originalidad y por los nombres que los diseñaron.

La mayoría son de reciente creación y obra de los grandes arquitectos nipones de las últimas décadas: Toyo Ito, Jun Aoki, Kengo Kuma, el estudio SANAA y sobre todo Tadao Ando, autor del centro comercial Omotesando Hills que en 2006 revolucionó el área.

Otros han sido diseñados por artistas extranjeros especialmente al alza, sean los suizos autores del aclamado Estadio Olímpico de Pekín, premio Pritzker de Arquitectura, o estudios como el británico Future Systems.

Uno de los edificios más admirados en este barrio de Minami Aoyama es el de Prada, creado entre 1999 y 2003 por Herzog & de Meuron y cuya forma en poliedro brilla de día y de noche.

Tiene siete plantas y cinco caras, cubiertas por ventanas cóncavas y convexas, en forma de rombo, que crean una apariencia de panal de abejas futurista y dejan ver el interior del edificio de un modo peculiar.

En Tokio las firmas también se adaptan a sus públicos y así la tienda nipona "Comme des Garçons" creó un espacio original, con un exterior cubierto por una membrana metálica azul de forma curva, obra de Future Systems, un estudio que ha trabajado entre otros con Norman Foster.

Pasado el cruce, la calle Omotesando de Tokio se convierte en la avenida que recuerda a los Campos Elíseos de París y acoge, entre sus hermosos árboles zelkova (olmos chinos), destacados edificios encargados por firmas de lujo.

El de mayor extensión es el centro Omotesando Hills de Ando, inspirado en el templo sintoísta Meiji hacia el que lleva esta elegante arteria (omotesando significa en japonés camino al templo).

La sencillez de su exterior contrasta con el dinamismo de su interior: un amplio espacio por el que se puede pasear por una rampa en forma de caracol que rodea las tiendas, evocación de la suave pendiente de la calle Omotesando en la que se encuentra.

Frente a este centro comercial se encuentra la tienda de la marca italiana de bolsos y zapatos Tod's, diseñada por el arquitecto japonés Toyo Ito, otro de los grandes nombres de la avenida.

Ito se inspiró en los cercanos zelkova para este edificio, en el que el diseño de unas ramas del árbol, de color blanco, abrazan las ventanas de distintos tamaños, con una estructura de hormigón formando la fachada.

Y es que los árboles de la avenida Omotesando forman parte de la estética urbana del entorno, hasta el punto de que algunos edificios quedan casi escondidos por ellos.

Muy cerca está el edificio de Dior, creado por el estudio SANAA, formado por la pareja de arquitectos Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa que en 2004 lograron el máximo premio de la Bienal de Venecia y últimamente están copando un gran interés internacional.

Su obra parece sencilla pero, tras la fachada de cristal, se ocultan unas pantallas acrílicas semitransparentes que imitan el movimiento de un tejido.

Sin olvidar otros dos edificios destacables de la calle: el Louis Vuitton de Jun Aoki, que con 3.327 metros cuadrados es el mayor de esa marca de lujo, y el One Omotesando de Kengo Kuma, donde se encuentra firmas como la española Loewe y la neoyorquina Donna Karan, tras una elegante fachada de vidrio y madera laminada.

Al final del paseo queda claro que Omotesando es una de las calles más interesantes del mundo para los amantes de la arquitectura y tiendas de lujo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra