Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TEATRO PEDRO IZURA

Interesante materia prima

Actualizada Martes, 20 de mayo de 2008 - 04:00 h.

C OMO colofón a la entrega de premios a la creatividad de la UPNA de este curso 2007/2008, parte de los alumnos del taller de teatro pudieron mostrar al público de Pamplona el resultado del trabajo realizado durante un largo año. En este caso se ha escogido un texto del dramaturgo canario, Ángel Camacho Cabrera. Este prolífico autor ha conseguido relativo éxito insular y el peninsular todavía se le resiste.

Desde la crítica social, pasando por el teatro infantil, Camacho ha conseguido esencializar la trama en casi todos sus libretos. En el que nos ocupa, Aleluya por un héroe, lo consigue de una forma casi pueril en una primera lectura. Una ojeada más profunda nos devuelve una crítica intensa desde una escritura naif, en la que no es difícil observar lo absurdo de la tragedia de una sociedad descabezada.

Camacho coloca la acción entre dos pueblos, Villarriba y Villabajo, que se disputan la ciudadanía de un parroquiano del que han llegado noticias de su heroicidad en la guerra. A través de los habitantes de los dos pueblos, retrata la sociedad actual, haciendo hincapié en su clase política. El resultado es estremecedor. La obra, escrita para dos intérpretes que representan los veintidós personajes del texto, sufre una mutación importante en las manos de Oscar Orzaiz. El director no solo asigna casi un personaje por actor, sino que acentúa alguna de las escenas, incluyendo alguno de los problemas de la sociedadactual, como la inmigración y la mujer.

En una puesta en escena colorista, separa las distintas escenas. De forma casi minimalista, la luz y el color dan vida a los espacios de forma ágil. La acción se representa con un ritmo intenso, lo que potencia el absurdo de las situaciones representadas. Es posible que el texto no pase a la historia de la literatura española, pero la defensa del mismo es loable por lo arriesgado de la elección y por el resultado final del mismo. No podemos olvidar que nos encontramos ante un taller de teatro, cuya misión es ir adquiriendo herramientas para su posterior utilización y no solo en los escenarios. En este sentido, el trabajo se puede considerar estimable, ya que el grupo no solo actúa sino que además canta, coreografía y expresa corporalmente con una eficacia estimable.

El trabajo actoral es evidentemente coral. Si, como dicen, la fuerza de una cadena se mide por el eslabón más débil, nos encontramos ante un grupo compacto, que trabaja con mucha intensidad, creyendo a pies juntillas en lo que hace. Si bien se puede reprochar algo de vigor en algunos momentos, el resultado final no se ve afectado. Los personajes, en una lectura disparatada, casi de clown, son creíbles y consiguen que el espectador se ría de cosas que no tienen maldita la gracia.

Un intenso momento a resaltar, el de la mujer embarazada, curiosamente no incluido por el autor. En resumen, una velada interesante donde pudimos apreciar el buen trabajo de un grupo de estudiantes de la universidad, que no envidia en nada el trabajo de algunas compañías con vocación de profesionalidad.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra