Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Un experto advierte de que hay que desterrar el mito de que la hiperactividad infantil desaparece en la adolescencia

El Colegio de Médicos acoge una jornada sobre psiquiatria infantil centrada en los trastornos hiperactivos

Actualizada Lunes, 19 de mayo de 2008 - 20:01 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

El psiquiatra infantil Javier Royo advirtió hoy de que es preciso erradicar la creencia de que la "hiperactividad" en los niños "desaparecía mágicamente en la adolescencia". Royo explicó que los tratamientos pueden durar "toda la vida, y aunque muchos síntomas pueden remitir, otros muchos generan muchas dificultades para la vida".

Javier Royo participó hoy en una rueda de prensa junto al especialista en psiquiatría de la Clínica Universitaria de Navarra César Soutullo y el psiquiatra de la Universidad de Pittsburgh y ponente principal Boris Birmaher para presentar V Jornada de Actualización en Psiquiatría Infantil y Adolescente organizada por la Sociedad Vasco-Navarra de Psiquiatría en el Colegio de Médicos de Navarra. La jornada se centra en trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) así como las nuevas teorías en diagnóstico y tratamiento.

Según el psiquiatra, "Navarra es una comunidad que tiene mucha sensibilidad respecto a la hiperactividad". Ha habido "muchas campañas de formación primaria y pediatras" lo que ha generado una buena situación para la detección de este tipo de trastornos.

Royo también explicó que la psiquiatría infantil es una especialidad todavía no reconocida en España "principal motivo por el que no está dotada de los mismos recursos que otras especialidades" y aspecto en el que en Navarra se trabaja desde hace tiempo desde la Consejería de Salud.

César Soutullo definió el TDAH como un "un trastorno cerebral de origen principalmente genético (en torno al 75 por ciento de los casos) que lleva más de 100 años descrito". Y añadió que se trata de una patología cuyos síntomas son "actividad excesiva, falta de atención, impulsividad", provocando así un "impacto importante en la calidad de vida del niño, a nivel social, familiar y académico".

Sourullo explicó que los tratamientos "se centran en tres aspectos: el apoyo escolar, psicoeducación (trabajo con padres) y tratamiento con medicación que incide en la parte frontal del cerebro que no está funcionando con niños con TDAH".

César Soutullo incidió también en la necesidad de diferenciar el TDAH de otras patologías para aplicar los tratamientos adecuados, ya que si bien "se puede tardar de cuatro a seis años en hacer el diagnóstico en niños con TDAH, una vez puesto en tratamiento la mejoría puede verse en una pocas semanas". Los tratamientos farmacológicos sobre TDAH, cuya aplicación comenzó en la decada de 1930, demuestran su eficacia en torno al 70 por ciento de los casos y los pacientes mejoran notablemente en el plazo de un mes.

En lo referente al tratamiento, Sourullo explicó que "desde hace mucho tiempo se ha usado el metilfenidato, un estimulante que activa la zona frontal del cerebro y mejora los síntomas del TDAH". Y añadió: "recientemente está también disponible una dosis diaria de liberación prolongada, otra forma de liberación intermedia e incluso se presentará dentro de poco unos parches cutáneos para la comodidad de los niños". Existen también tratamientos con atomoxetina, un fármaco no estimulante que mejora la atención.

Sobre la situación del diagnóstico infantil de TDAH en España, Soutullo dijo que "hay una media de cinco años entre el diagnóstico y el tratamiento, lo que es inaceptable en un país avanzado como España".

Boris Birmaher comentó también algunos aspectos sobre el trastorno bipolar (maniaco-depresivo) en niños y adolescentes, trastorno psiquiatrico que aúna los tres síntomas propios del TDAH (deficit de atención, hiperactividad e impulsividad) y que es necesario diagnosticar de manera autónoma. Según Bismaher en el trastorno bipolar "el estado del afecto de la persona oscila entre la manía y la depresión". Definió el polo maniático como una fase en la que el enfermo "siente alta energía, habla demasiado, tiene gran cantidad de pensamientos que le vienen rápidamente, pueder ser muy creativo, apenas duerme y puede sentirse eufórico hasta estados en que se cree que es el presidente de la República y que tiene poderes".

La depresión por contra "es el estado de baja autoestima, cansancio, falta de motivación y con pensamientos negativos sobre la vida incluso contemplación del suicidio". Según Birmaher, la enfermedad bipolar "fluctua entre un polo y otro" pudiendo pasar en semanas en una u otra fase. En el caso de los niños "ambos episodios son muy frecuentes".

Birmaher también explicó que existen las hipomanías "menos severas" y con las que las personas "funcionan bien a veces". Y ejemplificó con el caso de artistas o pintores que realizaron sus mejores obras en estado hipomaníaco. En estas personas el estado cerebral es bastante bueno, "las personas tienen buenas ideas, motivativación para trabajar y concentración". Y añadió: "El problema es cuando esto se lleva al extremo y la persona se vuelve desorganizada y nunca terminalo que empieza".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Y lo peor de todo es que en España, EL TRATAMIENTO FARMACOLOGICO DEJA MUCHO QUE DESEAR si comparamos con los Estados Unidos, Canadá, o el Reino Unido. Sólo disponemos del "metilfenidato" como principio activo de PRIMERA LINEA (la atomoxetina está prohibida en Estados Unidos por ser mucho menos efectiva y dar lugar a severas depresiones con riesgo de muerte) lo cual deja a más de un 20% de pacientes sin tratamiento y a otros tantos con unos efectos adversos mal tolerados. ¿ Por qué no se comercializa aquí además del Rubifen (metilfenidato), el ADDERALL, el FOCALIN y el DEXEDRINE ??. De auténtica vergüenza!FARMACOS PARA TDAH YA!
  • Pues yo opino todo lo contrario que el ex paciente. Me parece lamentable que desde el anonimato se pueda descalificar así a un magnífico profesional.Carmen López I
  • Al Sr. Royo le diria que incorporase un poco de humanidad en la atención que él hace a los pacientes.Y no lo digo yo solo.ex paciente

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra