Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Se entrega acosada por el Ejército una de las guerrilleras cabecilla de las FARC

El grupo dirigido desde hace 20 años por la guerrillera operaba en Caldas y Antioquia

Actualizada Lunes, 19 de mayo de 2008 - 17:12 h.
  • AGENCIAS. Bogotá (Colombia)

La guerrillera que podría haber participado en la muerte del padre del presidente colombiano, Álvaro Uribe, se entregó hoy a las autoridades. Nelly Ávila Moreno, alias 'Karina', se rindió tras 20 años en activo en el denominado Frente 47, al parecer después de que su propia familia instase a la deserción como forma de evitar el cerco militar al que estaba sometida. El Gobierno ha entregado a la ya ex guerrillera plenas garantías de integridad y seguridad a cambio de participar en la entrega de otros compañeros de las FARC.

Hace dos semanas, el presidente de Colombia envió un mensaje público a la guerrillera en la que la invitaba a desmovilizarse a cambio de garantías políticas y judiciales. Pretendía terminar así con la vida activa de 'Karina', por quien se habían llegado hasta un millón de dólares de recompensa. No en vano, según informaciones de medios locales recogidas por otr/press, en su amplio historial podría contar con la muerte del padre del actual presidente, Alberto Uribe Sierra, tras su secuestro en 1983.

Desde entonces, la guerrillera había hablado con las autoridades para gestionar su entrega, que finalmente se produjo el domingo. A cambio de la deserción, Karina exigía garantías. En este sentido, el gobernador del departamento de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, subrayó que la entrega terminó por la presión de la familia, que fueron quienes negociaron directamente con el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). "Lo importante es que Karina ha ofrecido la entrega de otros miembros de su frente delictivo", señaló el ministro de Interior, Carlos Holguín.

La ex guerrillera pasó sus primeras horas 'libre' en la IV Brigada de Medellín, uno de sus objetivos durante su época en las FARC. Allí, protegida por temor a las posibles represalias que puedan llegar desde la guerrilla, Karina declaró que "estaba cansada de la guerra y que el acoso del Ejército era muy fuerte", según una fuente del DAS.

El final del historial delictivo de una de las principales cabecilla de las FARC ha satisfecho al Ejército y el Gobierno, ya que la consideran una victoria en su larga lucha contra la guerrilla. "Hace mucho tiempo que estábamos detrás de esta mujer", afirmó el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, "siempre se nos había escapado y en esta ocasión entre el DAS y el Ejército hicieron la operación para que ella se entregara".

En el frente 47

Karina se entregó tras dos décadas en activo dentro del Frente 47, que operaba en Caldas y Antioquia. En su mejor época, esta facción de las FARC llegó a tener 350 hombres dedicados a la extorsión y el secuestro, y a contar con un peso en el narcotráfico respaldado por 3.500 hectáreas de coca. En la actualidad, sin embargo, el DAS estima que no contará con más de 50 miembros, si bien estos cálculos varían en decenas según las fuentes.

El pasado 11 de marzo, otros cinco hombres del Frente 47, al que también pertenecían guerrilleros de renombre como 'Rojas', se entregaron al Ejército. El abandono de Karina agrava más si cabe el fin de la agrupación armada.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra