Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
OSASUNA | EL AMBIENTE EN PAMPLONA

Tres horas de infarto

Los aficionados rojillos pasaron de la angustia al júbilo en los últimos minutos

Actualizada Lunes, 19 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • MAITE SÁNCHEZ . VILLAVA

Dicen que el sufrimiento va unido a la condición de osasunista . Y sino qué se lo pregunten a las alrededor de 200 personas, invitadas por la Fundación Osasuna, que se acercaron a la sala Tótem, que vivieron con el corazón en un puño los 93 minutos de encuentro en el Sardinero.

El balón echó a rodar en Santander, y el público de la Tótem envió a través de sus aplausos, suerte a los rojillos, con el deseo de que estos les ofreciesen una alegría. La parroquia se iba animando con las buenas actuaciones de Dady, Azpilicueta y Ricardo. Alguien anunció desde el fondo de la sala la frase mágica : "Gol del Mallorca". Los aficionados celebraron el tanto bermellón como si hubiese sido obra del cuadro de Ziganda.

La tensión fue "in crescendo"

Mientras tanto, en el Sardinero, el Racing creaba problemas a Osasuna, y la tensión comenzó a apoderarse de la sala. Los presentes empezaban a sentir el miedo ante un posible gol de los cántabros. Los aplausos y gritos de ánimo del inicio dieron paso al nerviosismo y al silencio. La angustia que se palpaba en el ambiente era tal, que apenas se celebró el tanto del Valladolid.

Al fin llegó el descanso, y con él la tranquilidad, al menos por el momento. "De momento mantenemos el resultado", comentaba Javier Fernández. Este argentino pese a llevar tan sólo dos semanas en la capital navarra, ya es todo un fan de Osasuna. A su lado, Alfonso Minondo, presidente de la única peña osasunista en Madrid, hacía cálculos sobre las posibilidades de salvación de los rojillos: "Lo importante sigue estando en Mallorca, el resultado de Recreativo y Valladolid nos ayudaría en caso de que pierda el Zaragoza". Por su parte Arturo Ilundaín anunciaba "Ahora vienen los 45 minutos de verdad, ahora se va a ver que pasa".

Y lo que pasó fue de infarto. El Racing atacaba, y de Mallorca llegaba el empate del Zaragoza. Este resultado no era malo para Osasuna, pero los aficionados de la Tótem, seguían sintiendo el miedo a que los maños pudiesen remontar. Y entonces si habría problemas.

Pero está angustia duró poco tiempo. De nuevo alguien anunció el segundo gol del Mallorca. La gente saltó de sus asientos al ritmo del "A por ellos, oe" que resonaba en la sala. Algunos levantaban sus brazos para celebrar el triunfo, otros agitaban sus banderas. En ese momento se pudieron escuchar todo tipo de frases de ánimos para los de Ziganda: "Aúpa rojillos", "Vamos rojos".

Pero al igual que ocurrió con el primer tanto mallorquín, la parroquia volvió a sumirse en la angustia. En el Sardinero las cosas no mejoraban. El Racing cada vez acorralaba más a Osasuna. Los aficionados sentían que el gol cántabro estaba cerca. Algunos se morían las uñas, otros cerraban sus manos a la altura de la boca, y a otros les temblaban las piernas. El gol llegó y en la Tótem se hizo el silencio.

Y se hizo el delirio

Sin embargo, todavía los rojillos estaban vivos. Restaban cinco minutos para el final. Y sin duda fueron los más tensos. La expresión de los rostros de los aficionados no cambiaron, y muchos ya estaban pidiendo la hora.

Y llegó la noticia más esperada desde el Ono Estadi. El tercero del Mallorca. Osasuna ya estaba salvado. Y tras la preocupación llegó el júbilo. En la sala sonaba el "Dale Osasuna", y los hinchas saltaban a su compás. El sufrimiento se había terminado. Los aficionados pasaron un mal trago, pero al final consiguieron ver la luz al final del túnel.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra