Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CONTRAPUNTO | GABRIEL ASENJO

¡Qué manera de ganar!

En la empresa del fútbol el hundimiento de la competencia inmediata abarata sus productos

Actualizada Lunes, 19 de mayo de 2008 - 04:00 h.

Q UÉ manera de ganar! ¡Qué manera de perder¡ dice el poeta Sabina. Y que bien que lo hemos entendido aquí. ¡Qué manera de llover en Mallorca¡ ¡Qué manera de esperar en Pamplona¡ ¡Qué manera de pasar la semana! Ay, ay ay, ¡Qué nervios¡ ¡Qué partido! ¡Qué sin vivir!.

Q UÉ manera de ganar! ¡Qué manera de perder¡ dice el poeta Sabina. Y que bien que lo hemos entendido aquí. ¡Qué manera de llover en Mallorca¡ ¡Qué manera de esperar en Pamplona¡ ¡Qué manera de pasar la semana! Ay, ay ay, ¡Qué nervios¡ ¡Qué partido! ¡Qué sin vivir!

Pero sobre todo, eso, hablando de poetas, en un sin vivir de aquí te espero. O sea, tensa espera con la radio puesta --"que de tal manera espero, que muero porque no muero" y por fin, ya era hora, entendemos a San Juan de La Cruz --. Y todo ello precisamente cuando se acaba de publicar un estudio que afirma que la actividad deportiva baja un 25% el riesgo de trastorno mental. ¿Pero se ha estudiado a la población que padece un trastorno de estado mental afectivo por el fútbol? ¿Cuántos años de vida habrá perdido el último mes el socio de Osasuna? Asegura el estudio que los deportistas resultan más inmunes a depresiones, ansiedad o trastorno bipolar. ¿Pero quién mide el estado depresivo de un escolar con la camiseta de Osasuna puesta? ¿Qué hincha del fútbol no es un bipolar sin remedio de esos de hoy en UEFA la semana siguiente en la miseria del descenso? Ay, ay, ay que igual pierde el Mallorca. Que nooooo, que no puede ser, que el Mallorca es legal. ¿Y el árbitro? ¿Qué fortuna vale no descender? ¿Le compensará al Mallorca no jugar UEFA? ¿Tienen Osasuna y Zaragoza póliza de seguros si descienden? ¿Habrán hablado las compañías? ¿Calcaremos el resultado de Mallorca? ¿A un solo partido es mejor el Zaragoza?

Sábado, alarma en los SMS: Ricardo, cielos, se ha lesionado un dedo.

Siete días, siete, descompuestos por el vértigo de la tensión, ahí hemos estado, siete días preparando la elaboración de un luto, pensando en que además de haber hecho méritos de sobra para bajar, los errores del árbitro nos han quitado el pan del morral. Y siempre a última hora. ¿En el siglo de la tecnología de la comunicación cómo explicar al hijo pequeño que al árbitro no le avisan si el penalti es o no es en televisión?

Domingo, hora del aperitivo: apalizan a un seguidor de Osasuna. ¿Nadie enseña a los ultras del fútbol que se ganan más puntos en la vida con la mano tendida que cerrando el puño?

Seis de la tarde: se atrasa el partido. ¡No puede ser! La lluvia de Mallorca sabe a angustia. ¡Ay, señor, qué mal rollo¡ Con el dolor suspendido en el tiempo, con más sudor que Indiana Jones.

Gol del Mallorca, mala noticia para el Racing.

Síiiiiiii, síiiiiii, y síiiii: gol de Osasuna.

Que sí, que han sido días demasiado largos, demasiado duros, días como Kate Moss, satánica majestad del exceso. Y encima, la patronal del equipo que no admite trabajadores llegados de fuera, sonriendo. En la empresa del fútbol como en cualquier otra: el hundimiento de la competencia inmediata abarata sus productos. Osasuna es más vulnerable.

Y en el infierno estamos. Bienvenidos.

No, no y nooooo. Jamás haremos pis en una playa de Cantabria.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra