Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Pierce y Brown pudieron con LeBron para llevar a Boston en la final

Los Celtics ganaron en el séptimo partido por 97-92 pese a los 45 puntos del alero de Cleveland

Actualizada Lunes, 19 de mayo de 2008 - 11:11 h.
  • AGENCIAS. Boston (EE UU)

El séptimo y definitivo partido de las semifinales de la Conferencia Este entre los Celtics de Boston y los Cavaliers de Cleveland tuvo un desenlace lleno de emoción y suspense hasta que los primeros lograron hacerse con el triunfo por 97-92. El gran héroe del partido fue el alero Paul Pierce que anotó 41 puntos, incluidos dos desde la línea de personal cuando faltaban 7.9 segundos para concluir el tiempo reglamentario y sentenciar el marcador y la victoria.

Los Celtics, el mejor equipo de la temporada regular con 66 triunfos, necesitó más que nunca la ventaja del factor campo para conseguir estar en las finales que va a disputar a partir del próximo martes contra los Pistons de Detroit.

El equipo de Boston logró el decimocuarto triunfo consecutivo en su campo, incluidos los ocho que lleva en las dos eliminatorias de la fase final, la primera que ganaron a los Hawks de Atlanta.

Como había sucedido en los partidos anteriores disputados en el Banknorth Garden, los Celtics comenzaron arrolladores y llegaron a tener hasta 15 puntos de ventaja, pero luego fueron perdiendo fuerza y aunque nunca estuvieron por debajo en el marcador, sí permitieron que los Cavaliers les empatasen cuatro veces.

Los Cavaliers, con el alero LeBron James imparable, consiguieron estar mantenerse en el cuarto periodo entre uno y siete puntos por debajo en el marcador.

La diferencia final no sólo iba a ser Pierce, que jugó su mejor partido de la fase final al conseguir los puntos decisivos y también participar en las acciones claves, sino también el veterano alero P.J.Brown, que con 1:21 por jugarse anotó la canasta que puso un parcial de 91-88 para no permitir que los Cavaliers se situaran por delante en el marcador.

Pierce, con 58.1 segundos, recuperó también un balón en el salto neutral para impedir que los Cavaliers anotasen, mientras que en la siguiente posesión de los Celtics, después que Kevin Garnett fallara un tiro, fue el escolta Ray Allen el que, con 18.1 segundos, anotó dos tiros de personal para llevar el marcador a un ya inalcanzable 93-88.

Ahí se acabó el partido y aunque el escolta serbio Sasha Pavlovic anotó un triple con 8.6 segundos para concluir el partido y situar el tanteo en 95-92, Pierce consiguió los dos últimos tantos de los Celtics para simbolizar el triunfo y ser la gran figura y héroe salvador del equipo.

Pierce jugó 44 minutos y anotó 13 de 23 tiros de campo, incluidos 4 de 6 triples, y 11 de 12 desde la línea de personal, dio cinco asistencias y capturó cinco rebotes.

"Han sido los tres minutos más intensos que he vivido como profesional", declaró Pierce al concluir el partido. "El equipo siempre tuvo confianza en el triunfo y luchamos con el corazón para conseguirlo", aseguró.

Garnett apoyó a Pierce para conseguir 13 puntos (5-13 tiros de campo), capturó 13 rebotes y repartió tres asistencias, mientras que Brown, en sólo 20 minutos, logró 10 tantos de oro al estar perfecto en todo lo que tiró a canasta, que fueron 4-4 de campo y 2-2 desde la línea de personal.

Un partido más el escolta Ray Allen volvió a fallar en su juego individual y de equipo al quedarse con sólo cuatro puntos (1 de 6 tiros de campo y 2-2 desde la línea de personal), dio una asistencia y no capturó rebotes en 30 minutos de juego.

Los Celtics, en lo que va de la fase final, han pasado de tener el "Big Three" a tener sólo a dos figuras y no siempre a tiempo completo, aunque en el partido decisivo Pierce y Garnett sí cumplieron con su apodo.

Los reservas James Posey, Eddie House y Leon Powe también hicieron una gran labor defensivo para los Celtics.

Por los Cavaliers, la figura de James fue siempre la que los mantuvo en el partido, pero al final no tuvo el apoyo que necesitaba en los momentos decisivos para haber dado la vuelta al marcador y conseguir la victoria.

James jugó 47 minutos para anotar 14 de 29 tiros de campo, pero sólo 3 de 11 triples, aunque logró 14 de 19 puntos desde la línea de personal, repartió seis asistencias y capturó cinco rebotes.

El base Delonte West, ex jugador de los Celtics, lo apoyó con 15 puntos y cinco asistencias, pero el escolta Wally Szczerbiak, clave en los dos partidos anteriores, se quedó sin anotar y el pívot lituano Zydrunas Ilgauskas logró sólo ocho tantos, demasiado poco para superar una noche inspirada de Pierce y Brown.

Además, los Celtics hicieron buenos los pronósticos de su trayectoria histórica de no haber perdido ninguna serie de la fase final cuando han estado con la ventaja de 3-2 y ahora se ponen con marca de 29-0.

Su asignatura pendiente frente a los Pistons será conseguir un triunfo de visitantes, algo que en lo que va de competición no han logrado después de perder tres en Atlanta y otros tres en Cleveland.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra