Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

El Sardinero botó al unísono

Los cántabros corearon a Osasuna y los navarros a Marcelino

Actualizada Lunes, 19 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • MARÍA VALLEJO . ENVIADA ESPECIAL A SANTANDER

Y comieron perdices. Quién lo iba a decir, con el desagradable recibimiento que tuvieron los aficionados rojillos y los jugadores de Osasuna al llegar a Santander, incidentes incluidos... Pero la tarde noche de El Sardinero tenía deparadas tantas sorpresas que lo que parecía condenado a la guerra terminó en un baile colectivo cántabro-navarro en la grada de los Campos de Sport.

Se intuía que las emociones más fuertes serían al final. Pero había que sufrir lo anterior. Lo más ovacionado de la primera parte fue el goooooooooooool de Güiza. En el césped, poca cosa. En la grada, mucho auricular. Las huestes rojillas, en jaulas, como fieras. Los dos grupos más grandes estaban ubicados en los córners de la portería que defendía Ricardo en la primera parte, con otros pequeños colectivos osasunistas fuera de las vallas de protección. Como lo que había abajo era más bien poco interesante, había que animarse arriba.

Así que el gol de Güiza cayó como un dulce en las jaulas, pero como una losa en el resto de El Sardinero. Lo más curioso ocurrió cuando, a la media hora, una grada entera del estadio cántabro jaleó un gol. Los medios de comunicación, atónitos, se preguntaban unos a otros si había marcado el Zaragoza. No había gol alguno en el Ono Estadi. Falsa alarma. O era obra de algún gracioso, o algún despistado, pero despistó a todos los aficionados. Cuando se dieron cuenta de que no había cambios en el marcador, los seguidores rojillos cantaron: "Tontos, tontos".

No sentó nada bien a los 22.000 restantes, lógicamente, que respondieron lo esperado. "Todos a una, puta Osasuna". Vaya día, haciendo amigos en Santander.

Para evitar suspicacias, la RFEF había instado a los equipos y árbitros a empezar los partidos a la vez, tanto en su primera como en su segunda parte. Por eso, la comidilla era saber qué iba a ocurrir tras el descanso, cuando Racing y Osasuna se iban con el empate inicial, el Mallorca ganaba al Zaragoza y el Valladolid al Recreativo.

¿Saltarían espontáneos, como había pasado en el Ono Estadi? ¿Se hartarían los jugadores de armar bronca o perder el tiempo? ¿Se le volvería a salir el dedo a Ricardo, como insinuaba el conocido presentador Felisuco?

De momento, Ricardo empezó la segunda parte perdiendo tiempo y los racinguistas, claro, a protestar. En 6 minutos, el juego se había parado dos veces, las dos por causa mayor: un rojillo en el suelo. La grada se incendiaba.

Mucho más ardió El Sardinero cuando Oliveira marcaba el gol del Zaragoza. El puesto de descenso pasaba de manos mañas a onubenses. Santander era una fiesta, porque la UEFA era suya.

Recuerdo a Webó

Pero ayer la tarde era de ésas en la que la alegría cambia de barrios. El gol de Webó devolvió la alegría a las jaulas. Y el camerunés tuvo su pequeño homenaje. "Webó, lo lo lo lo lo lo", se escuchó en El Sardinero.

A todo esto, abajo no había cambios. Sólo los que hacían los entrenadores. Dady se iba lesionado y enervaba al respetable por la pérdida de tiempo, pero el mosqueo fue aún mayor cuando el Racing hacía dos cambios y sus jugadores salían andando del campo.

El gol del Racing llevó el delirio a la grada, las esquinas rojillas enmudecían. A partir de entonces, los auriculares empezaron a echar humo. Los minutos se hicieron eternos y las cuentas ya no salían.

El Sardinero era europeo. Osasuna ignoraba su destino. Terminó el encuentro, pero hasta que no finalizó el de Mallorca no fue feliz todo el estadio. Los cántabros corearon a Osasuna. Los navarros, a Marcelino. Las rencillas del principio estaban olvidadas. Lo que no haga el fútbol no lo hace nadie.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • impresionante la fiesta vivida ayer en santander. Buen ambiento y dos buenas aficiones, sin ningun incidente y coreandose unos a otros. Todo un ejemplo las dos aficiones.santander
  • Soy de padre santanderino y madre pamplonica y hacía tiempo que no disfrutaba tanto de un resultado así. Enhorabuena a todos y a disfrutar!!! Los rojillos siempre seréis bienvenidos aquí en Santander. Hasta el sábado Begoñica!rojillo verdiblanco

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra