Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONMANO

El Itxako llega hoy a Estella

La plantilla del Itxako aprovechó ayer el día para visitar la ciudad de la mano de un ex compañero de Ambros

Actualizada Lunes, 19 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • MARTA MARTÍNEZ DE EULATE . ENVIADA ESPECIAL A VOLGOGRADO (RUSIA). .

Después de permanecer tres días de estancia en Volgogrado, la plantilla del Itxako pisará hoy suelo estellés a las tres y media de la madrugada, 22 horas después de abandonar el hotel de concentración en la ciudad rusa. Por delante, un viaje bastante pesado que repetirá el esquema de la ida con escalas en Moscú y Madrid. La salida, a las cinco de la madrugada de hoy lunes, dos horas antes de embarcar en el aeropuerto de Volgogrado con destino a Moscú.

Una vez en la capital rusa, en torno a las nueve de la mañana, el grupo esperará algo más de diez horas para coger el segundo avión, que les llevará a Madrid. Entonces, serán las siete y veinte de la tarde hora local y a Madrid aterrizarán sobre las diez y media de la noche. Un autobús les traerá de regreso a Estella y la hora de llegada prevista serán las tres y media de la madrugada.

Entonces, la plantilla tendrá cuatro días por delante para preparar exclusivamente el partido de vuelta de la final de la Copa EHF (19.30 horas del sábado), en el que el cuadro amarillo tiene que remontar al menos los dos goles de ventaja que consiguieron las rusas en su pista (27-25) para levantar su primer título. Pero antes y como jornada de descanso entre ambos partidos, la expedición aprovechó su estancia en tierras rusas y dedicó la mañana del domingo para realizar una pequeña visita turística por Volgogrado y acercarse a su historia reciente. Como guía, Oleg Grebnev, un antiguo compañero de equipo del ahora técnico del Itxako, Ambros Martín, en su etapa como jugador en el Galdar de las Palmas de Gran Canaria.

La salida consistió primero en una visita a la estatua Madre Patria, la más alta del mundo con 85 metros y construida por los rusos después de la II Guerra Mundial en recuerdo a los dos millones de muertos que dejó la batalla de Stalingrado, anterior nombre de la ciudad. Después, el grupo recorrió las inmediaciones de un antiguo silo de trigo, destruido entonces por las bombas y hoy, uno de los recuerdos visibles del desastre producido por la guerra.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra