Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PAMPLONA

Desde el aula hasta Javier

Cerca de medio millar de alumnos navarros recorrieron ayer los siete kilómetros que separan Sangüesa de Javier para participar en la 49 Javierada escolar con sus compañeros de clase

Actualizada Domingo, 18 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • CRISTINA GANUZA . JAVIER

CON ropa cómoda y el bocadillo en la mochila, cerca de 500 escolares navarros procedentes de distintos colegios y parroquias madrugaron ayer para compartir con sus compañeros de clase la experiencia de caminar hasta Javier. Para ellos se organiza una Javierada diferente, la escolar, que ayer cumplió 49 años.

A pesar de que el día despertó entre nubes, la lluvia no sorprendió a los escolares y el sol se dejó ver a intervalos a lo largo de la mañana. Una temperatura suave acompañó a los jóvenes peregrinos durante el trayecto de 7 kilómetros desde Sangüesa a Javier.

Los más madrugadores lograron despegarse de las sábanas a las 6 y media para estar bien puntuales. Muchos, como los alumnos de Ursulinas, salieron de sus colegios a las 7 y media, y a las 9 ya estaban en Sangüesa preparados para la marcha.

Compartieron camino los alumnos de Carmelitas, Santísimo Sacramento, Nuestra Señora del Huerto, Maristas, Santa Catalina, Ursulinas, Santa Luisa de Marillac (Barañáin) y los jóvenes procedentes de las parroquias de Villafranca, Caparroso, Arizkun, Erratzu, Fitero, San Francisco Javier y San Agustín.

Para los que se estrenaban en la marcha, el primer tramo resultó duro por las cuestas iniciales y más de uno comentó que sentía que no se iba a acabar nunca. El tramo final fue, para la mayoría, el más fácil y lo que les dio fuerza a todos fue la compañía de amigos y compañeros. Los primeros llegaron a Javier pasadas las 11 de la mañana, pero hubo quienes lo hicieron casi a las 12 del mediodía.

Estreno del Arzobispo

Sin embargo, todos llegaron a tiempo para asistir a la misa que, por primera vez, ofició el Arzobispo Francisco Pérez González en el auditorio de Javier, quien fue recibido por los escolares con un fuerte aplauso.

El mensaje que les trasladó fue el de "ser testigos de amor y de paz", como Jesús y San Francisco Javier, y convertirse en "hermanos de todos los niños del mundo". Además, el Arzobispo les explicó su experiencia de joven: "Unos niños me pegaron, pero yo le dije a Jesús: quiero perdonar a todos", señaló. "Quien tiene a Jesús nunca odia; siempre perdona".

También relató a los jóvenes cómo descubrió su vocación religiosa: "Yo quería ser misionero y sacerdote. A los 11 años se lo dije a mi madre y ella me abrazó". Además, anunció la apertura de la capilla de San Ignacio, que se inaugurará el próximo domingo del corpus y estará abierta las 24 horas del día.

En la misa participaron unos 20 escolares, que animaron la eucaristía con sus guitarras y realizaron ofrendas.

Después de comer, la celebración continuó con un festival de canciones misioneras en el que participaron cuatro colegios y la visita de los alumnos al castillo antes de regresar a Pamplona.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra