Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JUAN ANTONIO ROZAS ARANGUREN DONANTE DE MÉDULA ÓSEA

"Volvería a donar médula ósea sin pensarlo dos veces"

"Es una experiencia que posiblemente no se puede repetir y te das cuenta de que la gente lo valora mucho. Eso te hace sentirte todavía mejor"

Actualizada Domingo, 18 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • M.J.E. . PAMPLONA

No lo pensó mucho, quizás porque desde hace años era donante de sangre. Juan Antonio Rozas Aranguren, 40 años, vecino de Pamplona e informático en el Gobierno de Navarra, recibió la llamada para ser donante de médula ósea, ya que estaba inscrito en el registro, hace dos años.

Reconoce que en un primer momento sintió un poco de miedo, sobre todo porque no sabía que la extracción se realiza igual que una donación de sangre. Pero pensó "¿cómo es posible que con tan poco esfuerzo no ayude a alguien en un momento tan delicado?". Y es que el trasplante de médula ósea puede salvar la vida al enfermo.

¿Cómo decidió hacerse donante?

Estudié Telecomunicaciones en Madrid, en Alcalá, y pasaba un autobús para recoger donaciones de sangre. Me informé y me hice donante de sangre.

¿Y donante de médula?

Eso lo hice en Navarra. Después de llevar unos años de donante de sangre. Pasó lo mismo. Ves, preguntas y acabas apuntándote. No es una cosa que requiera grandes sacrificios.

¿Conocía la donación de médula?

No mucho. Tampoco lo ves cerca y si con poco esfuerzo consigues ayudar a alguien ¿cómo no lo voy a hacer?

Hay que tener la inquietud de dar ese paso.

Sí, pero si vas donando sangre cada tres meses te empieza a llamar algo más.

¿Cómo fue la donación?

Me llamaron para decirme que era candidato. En ese momento sí te llevas un poco de susto pero cuanto te cuentan cómo es la donación se pasa. Vas pasando filtros y analíticas para conocer la compatibilidad.

¿Entonces sintió miedo?

Es por desconocimiento. Ahora la donación de médula es como una de sangre pero más larga.

¿Cómo fue la donación?

Dedicas una mañana. Según el receptor y otros aspectos calculan el rato para obtener lo que necesitan. Estuve unas cuatro horas. Sacan la sangre por un brazo y entra por el otro. Es un poco molesto pero porque estás mucho rato sentado, pero es poca molestia.

¿Tras la donación cómo se encontró?

Bien. Quitanto esa pequeña incomodidad por la postura no he notado nada. Me han hecho revisiones y no tiene ningún efecto.

No es una paliza...

No. Incluso cuando he donado sangre lo he notado más. En la donación de médula es más el tiempo que empleas porque sólo se quedan con lo que les interesa de la sangre. A mí me sorprendió esta manera de donar. Creo que no le han hecho la publicidad suficiente y que se desconoce.

¿El personal le animaba?

Sí, pero te dejan claro que si no es el momento por el motivo que fuera no tienes por qué hacerlo.

¿Cómo se siente?

Es muy gratificante. Te sientes muy a gusto. No tienes contacto con la persona que ayudas pero notas que has hecho algo, una buena acción.

¿Se lo dijo a su familia?

Sí. Y te das cuenta de que la gente lo valora mucho. Ese reconocimiento te hace sentirte aun mejor. Somos cuatro hermanos. Tú lo vives desde dentro y le quitas importancia porque piensas que tampoco ha costado tanto. Pero desde fuera te dicen: ¡qué valiente! Además, hay personas que igual han tenido un familiar enfermo y ves que te lo agradecen emocionados. Eso anima mucho.

¿Cómo animaría a la gente?

No sé. Es una experiencia que no se puede repetir: con poca inversión, por decirlo de alguna manera, obtienes una gran recompensa. Igual para coger una entrada haces una cola de tres horas.

¿Repetiría?

No sé si hay muchas posibilidades pero lo haría sin pensarlo, aunque costase más esfuerzo.

¿Se enteró de quién era su receptor?

No. Creo que era alguien de España y, por la cantidad, de poco peso. No soy muy curioso y tampoco pregunté pero da igual. Tu sabes que ayudas a alguien y ya está.

¿Cree que la gente está mentalizada con esta donación?

La conciencia está pero creo que cuesta o puede haber pereza para dar el paso. Si lo ves en alguien cercano, te anima más.

¿Hace falta más divulgación?

Creo que sí, pero no sé cuál es la manera de llegar a la gente. Creo que no se sabe bien cómo se realiza esta donación. Las campañas de famosos, como Carreras o Serafín, están bien porque le ponen cara y te identificas. Además, apuntarse no compromete si, por ejemplo, te llaman en un mal momento personal.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra