Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PARLAMENTO FORAL

Contra el absentismo parlamentario

Torres dice que son los grupos quienes deben exigir responsabilidad a sus parlamentarios

Actualizada Domingo, 18 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • NATALIA AYARRA . PAMPLONA

EL sonado episodio de la ausencia del parlamentario de NaBai Txentxo Jiménez en el pleno durante el que sometió a votación la ampliación de la zona mixta (rechazada precisamente por el voto que no emitió el nacionalista) ha reabierto el debate sobre el absentismo entre los parlamentarios.

Los grupos se muestran partidarios de abordar esta materia durante esta legislatura para conseguir, primero, un funcionamiento más normalizado de la institución y, segundo, una imagen pública alejada de la actual, en la que la figura del parlamentario se ve desacreditada por episodios como el citado.

Todos insisten en que, ahora que la mayoría de los parlamentarios cobra un sueldo por su trabajo parlamentario (que oscila entre los 52.020 euros brutos anuales en el caso de los parlamentarios con dedicación absoluta y los 39.015 si no la tienen), puede haber llegado el momento de exigir mayor rigor en el cumplimiento de las obligaciones parlamentarias. Aunque ninguno de ellos tiene intención de asumir la iniciativa, todos están de acuerdo en que debería consensuarse una norma que desarrolle el reglamento y en la que se detallen tanto las faltas, como su grado y las sanciones que deberían llevar aparejadas.

Los portavoces consultados coinciden en la necesidad de regular más a fondo la normativa vigente en la actualidad para el trabajo de los parlamentarios. El reglamento, reformado en la pasada legislatura, recoge un régimen sancionador para quien no cumpla el deber de asistencia a las sesiones que figura entre las obligaciones de los parlamentarios. Pero no concreta ni las sanciones ni el grado de absentismo por el que deben ser impuestas (ver información adjunta).

Por ello, la presidenta del Parlamento, Elena Torres, es partidaria de que los grupos lleguen a un acuerdo para detallar un régimen sancionador. "El absentismo no puede ser la norma", mantiene tajante. En su opinión, la asistencia de los parlamentarios a las sesiones de la Cámara debería controlarse, en primera instancia, desde los propios grupos parlamentarios. "Cada grupo goza de autonomía de funcionamiento y cuenta con los suficientes medios materiales y humanos como para desarrollar bien su trabajo", recuerda.

Así opina también el portavoz regionalista, Carlos García Adanero, quien recuerda que UPN cuenta con un reglamento interno de grupo que sus 22 integrantes siguen casi a rajatabla. El regionalista que falta a una votación tiene asegurada una sanción económica impuesta por el grupo. "Para nosotros, la asistencia al pleno es inexcusable. En numerosas ocasiones, el presidente Sanz ha dejado de asistir a actos oficiales por estar presente en el pleno", explica García Adanero.

Maiorga Ramírez, coportavoz de NaBai, admite que episodios como el protagonizado por su compañero de grupo Txentxo Jiménez no deben volver a repetirse, y aboga por que sea la propia Cámara quien instaure mayores mecanismos de control sobre la presencia o ausencia de los parlamentarios. "Nos debemos a los ciudadanos y, si fuera necesario, no descarto la posibilidad de crear un registro público de asistencia que los ciudadanos puedan consultar para ver quién trabaja y quién falta", señala el nacionalista.

Por CDN, José Andrés Burguete considera que habría que adaptar el régimen sancionador a la nueva realidad de un Parlamento profesionalizado. Para ello, piensa que se pueden buscar referencias en los reglamentos de otras cámaras autonómicas. Además, mantiene que quien primero debe pedir responsabilidades a los parlamentarios absentistas son los grupos, pero que "la presidenta, con el conocimiento de la Mesa, debería poner en práctica el régimen sancionador que se acuerde por los grupos".

Ion Erro, de IU, indica que cada grupo debe ser quien adopte las medidas disciplinarias oportunas para hacer cumplir a sus miembros las obligaciones que recoge el reglamento. Además, recuerda que el Parlamento foral es uno de los que más actividad registra y "no ofrece la imagen de otras instituciones con escaños permanentemente vacíos".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • democraciaprostituida,tienes razón,y añado que los representantes respondan y se responsabilicen en sus decisiones ante los representados,y si no lo hacen debería exigirse su renunciaatanasio
  • Por cierto: ¿Donde está Txentxo? ¿Cuando se fue al Himalaya? Creo que ya falta poco para que se cumpla el mes. Tendrá, también vacaciones en julio y agosto además de enero. ME DA IGUAL DE QUE PARTIDO SEA, no tiene verguenza, tendría que dimitir en el momento que llegue a Pamplona. Pakiyo
  • si todos los de un partido votan lo mismo, que solo vaya uno, que vote él en nombre de los demás y nos ahorramos las dietas de todos los demás. El efecto es el mismo. ...Ahora en serio, pero lo que debería ser es que los partlamentarios se eligieran en listas abiertas y con libertad de voto. Que se ganen el suledo y los adeptos. Los partidos elegirian a los mejores, y los ciudadanos también.Democracia prostituida
  • Menos parlamentarios y menos Policía Foral. "Sólo hay dos cosas en la vida que son ineludibles: la muerte y los impuestos"----A ver si tomamos nota, ya que la muerte no la podemos evitar, evitemos tanto gasto, por que ya vale de tanta paciencia y resignación, y sobretodo de pagar esos sueldazos a tanto "funcionario". Y encima ó nos salvan la vida legislando ó nos multan. "Estamos listos".Stereo
  • Estoy de acuerdo con Mayorga, hace falta un registro público y luego listas abiertas, el que no trabaja a la calle. Lo de Txentxo es de vergüenza, pero seguro que no es el único caso, esto ocurrirá en todos los partidos y ¿Por qué 3 meses de vacaciones pagadas? En todo caso el control corresponde a la Presidencia del Parlamento al igual que en nuestros trabajos corresponde al Jefe de Personal y Director en última instancia. A ninguno nos dan dietas por asistir al trabajo, es nuestra obligación.Alfredo Ibañez

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra