Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La policía sitúa a los 'veteranos' Elgorriaga Kuntze y Eneko Gogeaskoetxea al frente de la fabricación de bombas

Tomás Elgorriaga Kuntze es ingeniero en Telecomunicaciones

Actualizada Domingo, 18 de mayo de 2008 - 14:09 h.
  • AGENCIAS. Madrid

El atentado del pasado miércoles en Legutiano (Alava) certificó que ETA se ha recuperado del golpe recibido en Cahors el 1 de septiembre de 2007, cuando fue detenido el principal responsable en la confección de explosivos hasta ese momento, Luis Ignacio Iruretagoyena, 'Suni'. La organización terrorista aún cuenta con miembros veteranos especializados en la fabricación de bombas, como el ingeniero en Telecomunicaciones Tomás Elgorriaga Kuntze o Eneko Gogeaskoetxea Arronategi, presunto asesino de un ertzaina a las puertas del Museo Guggenheim en 1997, informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

Estos tres terroristas estarían al frente de todas las innovaciones en los artefactos colocados por ETA tras el final del alto el fuego, desde la recuperación del hexógeno para ampliar el efecto devastador de la bomba de la T-4 hasta la confección de amonitol, una sustancia con alto poder destructivo a base de nitrato de amonio, polvo de aluminio y nitrometano.

Dos mil litros de éste último componente fueron robados por la banda en Francia en octubre pasado y la banda ya lo ha utilizado en el atentado contra la Casa del Pueblo de Elgoibar y probablemente en el coche-bomba contra la casa cuartel de Calahorra (La Rioja), además de formar parte de los 35 kilos de amonitol cargados en un barril de cerveza encontrados en Getxo el 31 de enero.

Los expertos creyeron reconocer la participación de Elgorriaga Kuntze en el 'manual del terrorista' que Iker Aguirre escondía en los zapatos en el momento de su detención, a bordo de un tren en Portbou el 25 de enero del pasado año. En aquellos papeles se enunciaba la Ley de Ohms, principio básico de relación entre tensión corriente y resistencia de un circuito, pero también se aludía a un sistema ideado por la banda para anular la acción de los inhibidores de frecuencia.

Tomás Elgorriaga fue concejal de HB en su localidad natal, Hondarribia, entre 1991 y 1995. Ha vivido en Hungría y Alemania, de donde es su madre, y la primera prueba de su vinculación a ETA data de hace más de 20 años. En 1987 apareció su nombre en un documento manuscrito incautado al dirigente etarra José María Arregi Erostabe, 'Fitipaldi'. Sin embargo, no fue detenido hasta 1998 por colaborar con 'comando Araba', dando cobijo a sus 'liberados' y ayudando a cruzar la 'muga' a éstos y otros etarras. Al ser puesto en libertad condicional, huyó a Francia.

Poco antes de su detención, Elgorriaga ya había mantenido reuniones con miembros 'liberados' que le habían ordenado confeccionar artefactos explosivos, entre ellos paquetes-bomba para enviar objetivos de ETA, pero su detención retrasó el inicio de su trayectoria criminal en esta materia. En septiembre de 2001 fue detenido en Francia Asier Oiarzabal Txapartegi, 'Baltza', hasta ese momento jefe del aparato logístico de ETA y los Servicios de Información señalaron a Elgorriaga Kuntze como su más probable sustituto. En todo caso, documentación falsa hallada en una operación antiterrorista dos años después, en la que aparece la foto de Tomás Elgorriaga, confirmó la persistencia del terrorista en el organigrama de la banda.

Gogeaskoetxea se fijó en Legutiano hace 11 años

Otro de los herederos de Iñaki Satesteban Goikoetxea, 'Einstein', --el ingeniero electrónico de ETA durante los noventa-- es Eneko Gogeaskoetxea, quien figura en las listas de los terroristas más buscados de todos los Cuerpos de seguridad. De 41 años, se trata del etarra que mató a tiros el 13 de octubre de 1997 al ertzaina Txema Aguirre cuando éste le descubrió intentando colocar un macetero con explosivos a la entrada del Museo Guggenheim, que en aquellos días se preparaba para su inauguración. Al pedirle el agente la documentación, Gogeaskoetxea le disparó a quemarropa y emprendió una huida por el centro de Bilbao en la que llegó a robar tres coches a punta de pistola.

El 'comando Katu', al que pertenecía Gogeaskoetxea, había intentado asesinar a artificieros de la Ertzaintza con una bomba-trampa colocada en Durango tres meses antes. Su desarticulación, al ser descubiertos por el agente asesinado, evitó otros atentados ya planeados, entre ellos uno que iba a ser cometido en Legutiano, la localidad de Alava donde ETA asesinó al guardia civil Juan Manuel Piñalón el pasado miércoles.

El coche-bomba aparcado por ETA frente a la delegación de Defensa en Logroño el 10 de septiembre pasado constató que la banda disponía de otras fábricas de explosivos, además de la desarticulada por la Guardia Civil en Cahors el 1 de septiembre. La bomba de Logroño había sido montada al menos dos días después de la detención de 'Suni' y otros tres destacados etarras, ya que el Ford Fiesta aparcado en la capital riojana con 61 kilos de explosivo fue robado el 3 de septiembre en Francia.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra