Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PELOTA

Es el partido de su vida

Olaizola I y Bengoetxea VI buscan la final manomanista en el Labrit

Actualizada Sábado, 17 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . PAMPLONA

El tren de una final Manomanista no suele pasar muchas veces por la vida de algunos pelotaris. Son ocasiones contadas, llegan y se van. Asier Olaizola y Oinatz Bengoetxea vivirán hoy una de las tardes más importantes de su carrera deportiva. Está en juego uno de los dos billetes para la final del próximo 8 de junio. Es un partido inédito, una semifinal apasionante y una oportunidad vital.

Hace seis semanas, cuando arrancó el Manomanista, ninguno de los dos aparecía entre los candidatos a la txapela. Pero lo cierto es que Oinatz Bengoetxea y Asier Olaizola se han plantado en semifinales por méritos propios, nadie les ha regalado ni medio tanto. Entre los dos han dejado fuera del torneo a tres campeones. Oinatz dio la campanada tras eliminar a Aimar Olaizola y romper todos los pronósticos, Asier ha sido un "liquidador" de ilustres: Xala, Beloki y Eugui han caído en sus garras.

El poder contra la casta

Asier Olaizola partirá como favorito esta tarde para el dinero en un Labrit que registrará una buena entrada sin llegar al lleno. Se cantarán 1.000 a 7 por el de Goizueta, que ha exhibido una derecha lustrosa en lo que va de campeonato.

Ha acertado con el saque, y sobre todo le ha imprimido una velocidad diabólica a la pelota. Ninguno de los tres rivales le puso en serios aprietos en el campeonato. Y además con todos ellos estuvo acertado la hora de restar saques con la zurda, una losa que ha hundido todas sus opciones en ediciones precedentes. En tres eliminatorias sólo le han hecho cuatro tantos con el disparo inicial.

La teoría dice que Asier debe apoyarse en el cañón de su derecha, en su mayor poder, para mantener lo más lejos del frontis a Oinatz Bengoetxea, pero el goiuzuetarra desconfía del rival, y tiene motivos para hacerlo.

Bengoetxea VI es todavía un pelotari en construcción. Indudablemente ha crecido desde su debut, pero en el aspecto físico todavía no tiene el "punch" de los grandes. Sin embargo, el leitzarra es capaz de suplir esa pequeña tara con su valentía y casta. No da un tanto por perdido, y no sólo eso, saca petróleo de cada recurso.

Hace dos semanas le dio una voltereta seria a los pronósticos y a Aimar Olaizola. El sotamano sistemático (36 a lo largo del partido) terminaron descolocando a todo un campeón como el menor de los Olaizola. Es un golpe defensivo con el que el leitzarra se alivia y pasa de dominado a llevar la iniciativa. Por eso Asier no se fía de Bengoetxea. Teme a su sotamano, y al ritmo que le imprime al partido. A la guerra de guerrillas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra