Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Cincuenta personas buscan su identidad

El Centro Dramático Nacional inicia en Pamplona la gira con la obra del pamplonés Alfredo Sanzol

Actualizada Sábado, 17 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • ION STEGMEIER . PAMPLONA .

Alfredo Sanzol Sanz (Pamplona, 1972) escribe al revés. Primero piensa un título, por ejemplo Sí, pero no lo soy, luego lo mete en Google, y con los resultados obtenidos, escribe.

Esta vez le ha salido una historia de historias, una sucesión de sketches como el de una actriz que recibe un premio revelación a los 70 años, un grupo de amigos entre los que se encuentra un confidente de la policía, una mujer que hace todo lo posible por parecerse a la amante de su marido o una madre que intenta que su hija no se suicide.

Esta producción del Centro Dramático Nacional (CDN) se representa hoy, a las 20 horas, en el Teatro Gayarre, dentro de su festival Otras miradas, otras escenas.

No hay argumento o trama en Sí, pero no lo soy. Sí tiene en común que se centran en la personalidad, "parece claro que la identidad no existe", dice Sanzol. "El piropo mayor que me han dicho es que da la sensación de que hay una historia subterránea a todas ellas. Para mí eso es precioso, es como siento la vida". Sanzol entiende la vida como una yuxtaposición de escenas.

Sanzol trabaja con los actores con los que lo viene haciendo desde 1999. "De hecho yo escribo para ellos, su manera de trabajar me influye muchísimo", admite.

En esta obra, con cerca de cincuenta personajes, cada uno interpreta siete u ocho personajes, con el mismo vestuario. "Hay un trabajo muy sincero, no hay caracterización", dice Sanzol.

Lucía Quintana es uno de ellos. Se conocieron cuando acabaron los estudios de Arte Dramático y fundaron Producciones del Callao, liderado por Alfredo. Ese grupo llegó luego al Centro Dramático Nacional, y ahí sigue.

Sanzol se mostró muy ilusionado de empezar la gira hoy en Pamplona. Luego irán a Avilés, Sevilla y Barcelona. Desde hace once años vive en Madrid, pero sigue muy conectado a su ciudad. "Estar en casa es estar en casa".

Uno de los sketch de la obra, de hecho, va de dos turistas de Pamplona que van en un transatlántico en el Índico el 6 de julio. Él lo pasa muy mal pero no puede confesarlo. "Pamplona está en todo mi trabajo", asegura. Igual que el humor. "Me gusta mucho como herramienta de pensamiento, aparece casi de forma inevitable", apunta.

Sanzol quiso ayer brindar agradecimientos, saludos y dedicaciones. Dio las gracias a Gerardo Vera -"no es frecuente que se confíe en un proyecto desde cero"- y a Ana Zabalegui, directora del Gayarre, involucrada en el proyecto desde muy al principio. Los saludos públicos fueron para Ignacio Aranguren, director del taller de teatro del Navarro Villoslada, donde empezó Sanzol, y a Maite Pascual, de la ENT, donde siguió. Y las dedicatorias, a sus padres, Marisa y Alfredo, y a sus tíos, Esther y Patxi.

¿El género? "hace mucho que han desaparecido, la realidad lo mezcla todo, en el máximo horror puede estar el máximo humor", atajó ayer.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra