Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TUDELA

Los vecinos de la urbanización Charas de Murchante ya tienen agua en sus viviendas

Algunos de los dueños recibieron sus casas en agosto de 2007 y desde entonces no podían ir a vivir por no tener agua

Actualizada Viernes, 16 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • EVA AGUADO . MURCHANTE

Los vecinos de la nueva urbanización Charas de Murchante están de enhorabuena. Meses después de haber firmado las escrituras de sus viviendas y de contar con la cédula de primera ocupación -algunos desde agosto de 2007-, ya tienen agua en sus casas.

La Mancomunidad del Moncayo acordó darles suministro de forma provisional, algo a lo que se negó inicialmente porque la red de saneamiento y abastecimiento presentaba importantes deficiencias que hacían imposible la recepción de la urbanización. El pasado fin de semana, los primeros vecinos que solicitaron la conexión a la red ya pudieron ver salir el agua de sus grifos.

El problema se desbloqueó después de que los vecinos decidieran movilizarse y dar a conocer su problema. Finalmente, la mancomunidad solicitó como medida de excepción un aval de 360.000 euros que cubriera las reparaciones que hay que llevar a cabo en las tuberías. Lo abonaron a partes iguales la empresa que ejecutó la urbanización y la junta de compensación que agrupa a propietarios de los terrenos y promotores. Había unos 60 afectados.

Ahora, sin embargo, todavía quedan algunos problemas por solventar, ya que el ayuntamiento tampoco ha recibido por ahora la urbanización de las calles. De hecho, el alcalde, Carlos Villafranca, ya adelantó que también se habían detectado deficiencias, por lo que todavía no cuentan con servicios importantes como la iluminación de las calles, que genera inseguridad, sistemas de riego o plantación de zonas verdes.

Uno de los vecinos afectados ha sido el tudelano José Ángel Milagro Miramón, conocido como Cochán, y su novia, la murchantina Maite Mateo Ramos. La pareja compró su casa en 2004 y firmó las escrituras y obtuvo la cédula de habitabilidad en octubre del año pasado. "Conocía que no había algunos servicios, pero como la mayoría creímos que era cosa de días o de un par de meses. Empezamos a montar la casa pensando que en enero de este año ya estaría todo solucionado", explicó Milagro.

Ilusionados y contentos

Pero no fue así y, tras meses de espera, decidieron movilizarse y presionar a los responsables. Por fin, el pasado fin de semana José Ángel y Maite pudieron ver cómo salía agua de sus grifos. "No podía creer lo que veía. Desde ese día, estamos montando la casa con mucha más ilusión y alegría, ya que los problemas nos habían llevado a desilusionarnos en muchos momentos", reconoció.

Eso sí, a pesar de todo, los vecinos de Charas adelantan que no van a parar hasta que tengan iluminación en las calles, contenedores y otros servicios de los que carecen. "Hablamos de temas de seguridad y sanidad, porque es muy triste llegar aquí de noche y que todo esté totalmente a oscuras. Y la basura la tenemos que llevar a contenedores que están en otras calles del pueblo", afirmó.

Actualmente, ya hay 8 viviendas ocupadas en la urbanización, aunque muchos están pendientes de recibir la conexión del agua para hacerlo en breve.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Bueno, por fín parece que va habiendo luz al final del tunel. Enhorabuena y adelante.Ainhoa

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra