Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ECONOMIA

Las empresas solicitan una veintena de concursos de acreedores al año en Navarra

Según el Juez de lo Mercantil, aunque la ley da mecanismos para su continuidad, la mayoría terminan en liquidación

Actualizada Viernes, 16 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • PILAR MORRÁS . PAMPLONA

Las empresas solicitan unos veinte concursos de acreedores al año en Navarra, de los que la gran mayoría terminan con la liquidación de la empresa. Así lo indicó este miércoles Ildefonso Prieto García Nieto, juez del Juzgado de lo Mercantil de Pamplona, único que hay en Navarra, quien participó en una jornada sobre responsabilidad de los empresarios organizada por la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) y el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN).

El concurso de acreedores sustituye, desde que se aprobó la Ley Concursal en septiembre de 2004, a las antiguas figuras de la quiebra y la suspensión de pagos. La primera conducía generalmente a la liquidación de la empresa, mientras que la suspensión de pagos intentaba poner medios (convenios con acreedores, quitas y aplazamientos de la deuda, etc.) para la continuidad del negocio.

Prieto señaló que, aunque la ley "contiene un montón de mecanismos para facilitar la continuidad de la empresa" e incluso permite "la venta en bloque de la empresa en la liquidación" para mantener los puestos de trabajo, parece que la "mentalidad del concurso no ha sido bien captada por la sociedad" ya que "la mayoría de las empresas que llegan al concurso ya están en ruina y no cabe sino liquidar".

Esto puede explicar , dijo, que en Alemania haya 80.000 concursos al año y en España, sólo 800. "No ha calado", dijo, "la cultura de que a través del concurso es posible reflotar una empresa, si se hace bien" ni, entre clientes y proveedores, la de que "la declaración de concurso no es la quiebra".

"Afán liquidador"

El presidente de la Sala de lo Social del TSJN, Victoriano Cubero Romeo, que también participó en la jornada, opinó que la Ley Concursal, que hace recaer en el magistrado de lo Mercantil la resolución de los expedientes (ERE) de modificación, suspensión o extinción de los contratos de los empleados de las empresas en crisis que solicitan el concurso, tiene "un afán liquidador", frente a otras medidas de reestructuración de plantilla que permite el Estatuto de los Trabajadores. Basó su afirmación en el hecho de que en estos cuatro años de aplicación no ha habido ningún recurso de suplicación ante el TSJN con relación a los autos laborales aprobados por el juez de lo Mercantil.

En su descargo, el titular del juzgado de lo Mercantil argumentó que esta ausencia de recursos obedece a que la mayoría de los autos responden a expedientes que llegan al juzgado "con el acuerdo ya hecho" por parte de los propios trabajadores y los administradores judiciales, y él se limita a "sancionarlos". Añadió que, en el concurso, a diferencia de otros casos, no se cuestiona la justificación del ERE ya que "la situación de crisis de la empresa es obvia", y tal vez por eso no se recurren.

Prieto explicó que "hasta la fecha, no ha habido EREs conflictivos", ni él ha tenido que "entrar a decidir", aunque en ningún caso podría ser para dar más dinero de indemnización, ya que tendría que aplicar la ley laboral, pero si puede decir que no procede despedir a tanta gente.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra