Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

INCONDICIONALES

Nerea Azcona fue la primera en adquirir sus dos entradas a las 9.15 y a las 10 de la mañana ya no quedaba ninguna

Actualizada Viernes, 16 de mayo de 2008 - 10:20 h.
  • MARÍA VALLEJO . PAMPLONA

Osasuna, tus fieles seguidores, tus rojillos incondicionales están contigo. Lo estaban cuando ibas a subir, lo estaban cuando soñabas con ser campeón de Copa, lo estaban también cuando querías ir a la Champions, y cuando peleabas por estar en la final de la Copa de la UEFA.

Pero, Osasuna, tus fieles seguidores, tus rojillos incondicionales, están contigo ahora que tienes la soga al cuello, ahora que la Segunda acecha, ahora que hay que ganar en Santander para que no vuelva el fútbol oscuro, ahora que hay que estar en El Sardinero para que no os sintáis solos y volváis a casa con la permanencia en el bolsillo.

La afición osasunista volvió a demostrar ayer de qué pasta está hecha cuando, a las 9.15, hora en que se abrieron las taquillas del Reyno de Navarra, una larga fila esperaba para conseguir una entrada, soñaba con estar en El Sardinero, presenciar ese último partido de la temporada, y poder contar así que vio cómo Osasuna se salvaba. Tres cuartos de hora después, Juan Jesús Ostívar y sus compañeros de las oficinas del club despachaban la última entrada a una joven y afortunada aficionada llamada Silvia.

La primera había sido Nerea Azcona Martínez. Se lo merecía. Llevaba desde las siete de la tarde del miércoles en la puerta de las oficinas, con el objetivo de que esta vez no le pasara como en otras ocasiones, que se quedó "con las ganas". Tuvo recompensa y fue la primera en llevarse sus dos entradas, después de pasar una noche, relevos incluidos con un amigo, con una silla, en la puerta del club.

Después de Nerea, fueron llegando durante la noche, decenas de aficionados rojillos, unos con cartas y mantas, otros con botellas de cerveza, otros con termos de café o libros. Entre las primeras, dos de las socias más veteranas, las hermanas Gastón Coronado, de 75 y 80 años. A las 8 de la mañana, ya eran más de 200 las personas que había en la cola.

Los que llegaron después, empezaron a dudar de que les llegarían las entradas, porque cada persona tenía derecho a llevar dos carnets de socio, con una localidad por tarjeta. Afortunadamente, fueron muy pocos los que hicieron cola y se quedaron sin entrada.

Como contaba Ostívar, apenas diez seguidores se fueron de vacío. Y el resto, feliz. "No ha habido ni riñas ni discusiones. Ha sido la venta de entradas más tranquila y rápida de los últimos años. Los del Racing son unos artistas y nos enviaron las entradas pronto y así hemos podido organizarlo todo muy bien", se alegraba Ostívar.

Algunos de los privilegiados viajarán en uno de los autobuses que está organizando la Federación de Peñas, al precio de 15 euros para los peñistas y 30 los no peñistas. Ellos podrán contarlo. El resto, a sufrir desde casa, desde el bar, desde donde sea. Y que sea en Primera.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Aupa Rojos!!!Luisma
  • pues es una pena que ya que no podemos viajar a Santander a apoyar a los rojillos el club no haga algo para que podamos juntarnos todos en un sitio a verlo. No sé, lo de los derechos televisivos es una cosa, pero ¿no se podía intentar una excepción? ¿O alguna cosa similar?Rojilla
  • LEER MÁS MENSAJES
  • ESCRIBIR TU MENSAJE

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra