Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El Ayuntamiento de Pamplona condena, con la abstención de ANV, el asesinato de Juan Manuel Piñuel

Al término del pleno extraordinario, los concejales de UPN, NaBai y PSN se concentraron en la plaza Consistorial junto a unos 300 pamploneses

Actualizada Jueves, 15 de mayo de 2008 - 14:08 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona celebró hoy una sesión extraordinaria para aprobar una declaración de condena por el asesinato del guardia civil Juan Manuel Piñuel tras el atentado perpetrado ayer por la banda terrorista ETA, una declaración que contó con el apoyo de UPN, Nafarroa Bai y PSN, y la abstención de los dos ediles de ANV.

El texto de condena fue presentado conjuntamente por los tres grupos que lo sacaron adelante, que, además, reprocharon el discurso de la portavoz de Acción Nacionalista Vasca, Mariné Pueyo, por su negativa a condenar el asesinato.

La moción aprobada en el pleno extraordinario expresa su "más enérgica condena" por el atentado y traslada su "apoyo" a las personas heridas y afectadas, "así como a la Guardia Civil, a los demás Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y a todas las personas que, en las actuales circunstancias, ante las amenazas de ETA, trabajan para garantizar la seguridad de los ciudadanos".

Asimismo, el texto aprobado apela "a la unidad de las fuerzas democráticas como camino eficaz para acabar con el terrorismo, manteniendo un espíritu de unidad que derive en una voz unánime de repulsa de las acciones contra vida y la integridad de las personas y la defensa de la convivencia pacífica a través de los cauces democráticos".

La portavoz de ANV en el Ayuntamiento de Pamplona, Mariné Pueyo, dijo sentir "pesar porque este tipo de hechos se repitan", en referencia al atentado, pero apuntó que "hemos tenido una oportunidad de oro para solucionar el conflicto político y armado a través de vías políticas, y no ha sido posible", algo que achacó a la "falta de voluntad política".

Mariné Pueyo indicó, como en anteriores intervenciones, que el atentado "se podía haber evitado, como las decenas de detenciones, las torturas, el encarcelamiento de Ino Galparsoro, o la muerte civil y política de miles de personas".

Al término del pleno extraordinario, los concejales de UPN, Nafarroa Bai y PSN se concentraron en la plaza Consistorial en repulsa por el atentado, junto con cerca de 300 ciudadanos pamploneses. Los ediles portaban una pancarta en la que se leía "Por la libertad, ETA no". Tras cinco minutos en silencio, los presentes dieron por finalizada la concentración con un aplauso.

Después, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, condenó el "terrible asesinato de ETA" y apuntó que "lamentablemente, hemos tenido que volver a comprobar en el pleno cómo dos concejales de nuestro Ayuntamiento son incapaces de condenar este atentado y lo justifican frente a un conflicto que sólo existe para ellos". "El único responsable de este atentado es ETA", dijo.

Barcina subrayó que "hay personas que no merecen estar en las instituciones porque son incapaces de condenar un asesinato con una furgoneta bomba que podía haber causado la muerte indiscriminada de niños, mujeres y hombres, que estaban en ese cuartel de la Guardia Civil".

El portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, José Iribas, se pronunció también en esta línea y criticó "el victimismo enfermo" de ANV, "que sigue pretendiendo hacer ver que hay un conflicto por resolver". "ETA te mata para que negocies o te perdona la vida si le entregas una contraprestación política", criticó.

José Iribas subrayó que dentro de unos años, el hijo del guardia civil asesinado "se sentirá orgulloso de la entrega de su padre" y se preguntó si "el hijo de un etarra podrá mirar a su padre a la cara cuando sepa a qué se dedicaba".

Por su parte, la portavoz de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, afirmó que su grupo "estará siempre en la condena de la violencia" y mostró su convicción "profunda de que desde la democracia, y sólo desde la democracia, se conseguirá la paz".

Barkos advirtió a ANV de que "no hay conflicto político que justifique la violencia" y subrayó que "no se puede mirar a otro lado" ante un asesinato. "Eso no es ni de izquierdas ni abertzale. Un país no se construye con los cimientos de la violencia", señaló.

Finalmente, por parte del PSN, Maite Esporrín mostró su "desprecio más absoluto" hacia los terroristas y advirtió de que ETA "jamás conseguirá con la fuerza de las armas lo que no puede conseguir con la fuerza de los votos".

Además, dirigiéndose a ANV, destacó que los asesinos "acabarán en la cárcel con un juicio justo, el que no han tenido las víctimas porque ustedes no les dan esa oportunidad". "Ustedes no son de izquierdas, son fascistas", concluyó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra