Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Concentraciones silenciosas en toda España condenan el asesinato de Juan Manuel Piñuel

En la concentración de Vitoria han participado tanto el lehendakari Ibarretxe como miembros del Gobierno de Rodríguez Zapatero

Actualizada Jueves, 15 de mayo de 2008 - 16:32 h.
  • AGENCIAS. Vitoria/Madrid/Málaga

Miles de ciudadanos salieron este mediodía a las calles de toda España para condenar con su silencio el asesinato del guardia civil Juan Manuel Piñuel a manos de ETA. Las concentraciones de repulsa, convocadas por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), se han celebrado en los ayuntamientos de todo el país. Especialmente emotivas fueron las concentraciones en Leguiano, la localidad alavesa donde perdió la vida el guardia civil, y en Málaga, donde la última víctima de ETA, natural de Melilla, se había criado. Allí Juan Manuel Piñuel tenía su hogar, junto a su mujer y su hijo de seis años, y allí será enterrado esta tarde.

También fueron especialmente emotivos los minutos de silencio que se vivieron frente al Parlamento vasco en Vitoria. Una concentración en la que participaron las personalidades que poco antes asistieron al funeral de Juan Manuel Piñuel. Allí estaban, entre otros, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, además del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ministra de Defensa, Carmen Chacón.

Las otras dos provincias vascas también guardaron silencio en memoria de la última víctima de la barbarie terrorista. En Vizcaya unas 300 personas se concentraron -encabezados por el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, y la presidenta de la Juntas Generales de Vizcaya, Ana Madariaga- frente a la sede de la Diputación Foral por espacio de quince minutos. Idéntica escena se vivió frente al Ayuntamiento de Bilbao. Al término de la protesta, en la que estuvieron, entre otros, el ex lehendakari José Antonio Ardanza, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu y el presidente del PP vizcaíno, Antonio Basagoiti, el alcalde, Iñaki Azkuna, reivindicó que "lo prioritario en este país es acabar con ETA".

En Guipúzcoa, la Diputación y el Ayuntamiento San Sebastián manifestaron conjuntamente, por primera vez, su repulsa al atentado de ETA. El gran ausente en esta concentración fue el alcalde, Odón Elorza, que se encontraba de viaje. Sí estuvo el diputado general, Markel Olano, que tras los quince minutos de silencio mostró su "condena más absoluta, su hartazgo, hastío y rechazo frontal en contra del terrorismo y de ETA".

En Navarra el presidente autonómico, Miguel Sanz, la presidenta del Parlamento foral, Elena Torres, y la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sainz, presidieron este mediodía una concentración silenciosa de cinco minutos frente a la sede del Parlamento navarro. Al término de la concentración, y en declaraciones a los periodistas, Miguel Sanz insistió en la necesidad "de reclamar la unidad de acción de todos los partidos para acabar con la lacra de ETA, porque hay que combatirla y hacerla desaparecer de nuestra sociedad".

Rajoy, junto a Gallardón en Madrid

La escena se repitió frente a los ayuntamientos de toda España entre ellos el de la capital donde, en el día de su patrón, San Isidro, medio centenar de ciudadanos, entre los que estaba el líder del PP, Mariano Rajoy, audieron a la concentración silenciosa encabezada por el alcalde de Madrid, Alberto Rúiz Gallardón. Los asistentes, que portaban banderas de España y pancartas con el lema 'Unidos. ETA no', guardaron cinco minutos de silencio, que fueron interrumpidos por algunos gritos contra la banda terrorista y el proceso de negociación y que culminaron en un fuerte aplauso.

También fue multidurnaria la concentración ante el Ayuntaminento de Barcelona, en la que estuvo el presidente de Generalitat, José Montilla, y la de Valencia. La de la capital levantina fue otra de las concentraciones más emotivas ya que Juan Manuel Piñuel estuvo destinado durante seis años en la localidad valenciana de Llombai. Tras guardar los cinco minutos de silencio, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, subrayó que en la lucha contra la banda terrorista ETA "no cabe ni una sola ambigüedad", sino que "sólo cabe la unión sin grietas entre todos los partidos políticos que sienten y viven la democracia".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra