Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Vitoria y Málaga dan el último adiós al guardia civil asesinado por ETA

El obispo de Vitoria, Miguel Asurmendi, se preguntó de qué sirve este asesinato para el bien del pueblo vasco

Actualizada Jueves, 15 de mayo de 2008 - 20:11 h.
  • AGENCIAS. Vitoria/Málaga

Al filo de las diez y media de la mañana llegaron los Príncipes de Asturias a la Catedral Nueva de Vitoria para presidir el funeral del guardia civil, Juan Manuel Piñuel Villalón, la última víctima de la banda terrorista ETA. El cuerpo de Piñuel llegó al templo acompañado por sus compañeros y una comitiva que encabezaba su viuda, María Victoria después de que minutos antes se hubiese cerrado la capilla ardiente.

Los restos de Juan Manuel Piñuel, el guardia civil asesinado ayer por ETA en el atentado contra la casa cuartel de Legutiano (Álava), descansan desde hoy en el Parque Cementerio de San Gabriel en Málaga. El cuerpo del agente recibió sepultura en una ceremonia íntima y muy emotiva que contó con la presencia de autoridades provinciales y regionales. Horas antes, por la mañana se celebró en Vitoria el funeral de Estado presidido por los príncipes de Asturias. En el mismo estuvieron representantes del Gobierno central, del vasco y de todas las fuerzas presentes en el Parlamento vasco, escenificando de nuevo la unidad de los democráticas frente al terrorismo.

El coche fúnebre, procedente del aeropuerto de Málaga, llegó al cementerio en sobre las 16.20 horas, acompañado de los familiares de la víctima, y se dirigió a la capilla del Parque Cementerio entre un cortejo formado por más de 150 agentes de la Guardia Civil. En la escalinata de la capilla, y ante más de medio millar de personas que quisieron dar el último adiós a Juan Manuel, se extrajo el féretro del coche cubierto con la bandera de España y el tricornio de Juan Manuel mientras, entre aplausos y gritos de '¡Viva la Guardia Civil!', sonaba una marcha fúnebre.

Portado por ocho agentes de la Benemérita, mientras el féretro accedía al interior templo sonaba el himno de España, tras el cual comenzó la misa en la intimidad en el interior de la capilla, oficiada por el obispo de Málaga, Antonio Dorado Soto. Tras la ceremonia, alrededor de las 17.30 horas, se volvieron a abrir las puertas de la capilla para, tras sonar el himno de la Guardia Civil, realizar las salvas en recuerdo de la víctima y proceder a darle sepultura. La viuda de Juan Manuel Piñuel, María Victoria Campos, recibió la bandera de España que reposaba sobre el féretro y el tricornio de su esposo.

Horas antes, por la mañana una repleta Catedral Nueva de Vitoria daba también el adiós a la última víctima de la barbarie terrorista en un funeral de Estado que contó con una amplia representación política e institucional, encabezada por los Príncipes de Asturias y la vicepresidenta primera del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega. Durante el funeral, El obispo de Vitoria, Miguel Asurmendi, se preguntó de qué sirve este asesinato para el bien del pueblo vasco.

La delegación del Gobierno central la completaban el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ministra de Defensa, Carme Chacón, que tras pasar por la Subdelegación del Gobierno, donde estaba instalada la capilla ardiente que ayer visitó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se desplazaron a la catedral para asistir a la ceremonia oficiada por el obispo de Vitoria, Miguel Asurmendi, donde coincidieron con el lehendakari, Juan José Ibarretxe, el presidente del Senado, Javier Rojo, los dirigentes del PSOE y el PP, José Blanco y Soraya Sáenz de Santamaría, así como altos cargos de la Policía y de la Guardia Civil.

Al termino del oficio religioso los Príncipes se acercaron hacia los familiares para dar el pésame a la viuda de la última víctima de ETA. El féretro salió de la Catedral entre los aplausos de los cientos de personas que se concentraban a las puertas del templo mientras los agentes de la guardia civil entonaban el himno de la Benemérita para despedir a su compañero.

Homenaje en el Parlamento vasco

Inmediatamente después de la ceremonia religiosa, y a pocos metros de la Catedral Nueva, el Parlamento vasco celebró un homenaje a Piñuel, al que asistieron la mayor parte de las personalidades que acudieron al funeral, salvo los Príncipes de Asturias. Ibarretxe, De la Vega, Rubalcaba y Chacón también asistieron a esta ceremonia, cuyo acto central consistió en una ofrenda floral al guardia civil asesinado por ETA.

Ante su fotografía, colocada en la escultura dedicada a las víctimas del terrorismo instalada frente a la Cámara, un ertzaina y un guardia civil depositaron una corona de flores en lo que fue el primer homenaje que se hace en el Parlamento vasco a un guardia civil asesinado por ETA.

La presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao (PNV), leyó la declaración de condena del atentado mortal aprobada ayer por la mesa de la Cámara y después expresó su deseo de que "este sea el último acto de estas características que debamos celebrar".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Las bestias,repugnantes y asesinas han vuelto a matar,a un ser vidor del orden democrático.Suenan las campanas los políticos se rasgan las vestiduras,y al día siguiente con el cuerpo de la víctima sin enfriarse,con la familia destrozada e impotente ante la barbarie,la clase política se rasga las vestiduras sobre el cami no a seguir contra los asesinos.El camino es el del esterminio y la expulsión de las instituciones.Mis sinceras condolencias a toda la familia de Juan Manuel,a su señora y a su hijo,lo sien to porque ni los mandos ni los políticos ponen todos los me dios para evitar la barbarie.Viva la guardia civil.Víctor González
  • A la ofensiva criminal de ETA, se debe responder, además de las medidas policiales, con una respuesta democrática. El parlamento de Navarra se ha reunido y condenado el sanguinario atentado, el Congreso también, pero ¿Y el parlamento vasco? como representación de la voluntad popular y puesto que el atentado se ha cometido en su territorio ¿no debiera haberse reunido y condenado también el atentado? no se a quien corresponde la iniciativa de convocarlo, pero quien sea o no está a la altura de las circunstancias o mira para otro lado. Que sepan los dirigentes del PNV que no basta con condenas y caras compungidas, hay que comprometer a las instituciones vascasJavier
  • Se cede terreno a los nacionalistas cuando ETA deja temporalmente de matar, para que no vuelva a matar de nuevo, y volviendo a ceder terreno a los nacionalistas en cuanto ETA vuelve a matar, para que deje de hacerlo otra vez.Sea como sea, ETA siempre está ahí, para intentar conseguir que los españoles se cansen, para intentar que destruir la democraciapor medio de nuevas concesiones, para poder contraponer esa banda asesina a todos aquéllos que no estamos dispuestos a que la Constitución se convierta en papel mojado, equiparando a los que asesinan con los que son asesinados.Cincinnatus
  • A los familiares de Juan Manuel Piñuel, guardia civil , asesinado por ETA: Mi más sincero deseo de contribuir a aliviarles el inmenso dolor que estarán soportando. Un abrazo para todos.María

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra