Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TERRORISMO

ETA buscó una masacre en la casa cuartel de Legutiano con una bomba de 150 kilos

La carga derrumbó la parte central del edificio y se recogieron restos del coche bomba a 500 metros de distancia

Actualizada Jueves, 15 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • MELCHOR SÁIZ-PARDO . COLPISA. VITORIA

ETA intentó volar ayer la casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Álava) con todos sus agentes dentro. Sin previo aviso, hizo estallar en torno a las 03.00 horas una furgoneta cargada con 150 kilos de explosivos (entre 100 y 300 según alguna versión).

La deflagración sepultó al guardia Juan Manuel Piñuel Villalón, de 41 años, que perdió la vida bajo los escombros. Otros cuatro agentes (dos hombres y dos mujeres) resultaron heridos.

La organización terrorista buscaba una masacre. La onda expansiva del potente artefacto, cuyo estallido se oyó a más de tres kilómetros de distancia, destruyó casi la mitad del edificio en el que en esos momentos dormían 29 personas, incluidos 5 niños.

Sólo un milagro, aseguran los agentes, evitó que ETA reeditara matanzas como las de las casas cuartel de Vic y Zaragoza.

Las 03.00 horas de ayer sorprendieron a Piñuel Villalón -que a su muerte deja viuda y un niño- de guardia en un edificio de vigilancia anexo al cuartel.

Destinado apenas hace dos meses en el País Vasco, controlaba las pantallas que recogían en directo imágenes del perímetro de las instalaciones militares de Legutiano, a quince kilómetros de Vitoria.

Era la única persona despierta a esas horas en la casa cuartel, el único que pudo ver a través de las cámaras cómo unos desconocidos abandonaban a la carrera una furgoneta Citröen Berlingo de color rojo a escasos metros del cuartel, en el arcén de la carretera N-240 que pasa por delante del edificio.

De inmediato llamó a la central operativa para alertar de la presencia de un vehículo sospechoso aparcado frente al recinto y cuyos ocupantes se habían dado a la fuga en un Peugeot 306.

No tuvo tiempo para nada más. La furgoneta, que transportaba un artefacto cebado con entre 100 y 300 kilos de explosivos, estalló mientras Piñuel Villalón hablaba por teléfono con sus compañeros y trataba de comprobar si la matrícula del vehículo (5945 FMC) era "doblada".

La onda expansiva, que arrancó postes de luz y árboles de cuajo, alcanzó de lleno a una garita y al edificio de vigilancia, que se convirtió en un amasijo de escombros bajo el que quedó atrapado el guardia civil.

A medio kilómetro

La explosión afectó a quince vehículos aparcados en las inmediaciones e incidió de pleno en la parte central del edificio militar, que se derrumbó sobre el patio.

Todas y cada una de las ventanas, puertas y techos de la casa cuartel saltaron por los aires. La deflagración provocó grietas en muros de carga del tamaño de un puño y un socavón en la calzada de tres metros de diámetro.

Fue de tal calibre que los agentes recuperaron restos del coche bomba a casi medio kilómetro de distancia, en las orillas del cercano embalse de Urrunaga. Pedazos del motor fueron encontrados a 200 metros del foco.

La lluvia de cascotes enterró al sargento del acuartelamiento, José Javier Cabrizo, y a dos agentes más (un hombre y una mujer) que dormían en la parte delantera del edificio.

La mayoría de los dormitorios estaban ubicados a la espaldas del edificio que, además, está situado a un kilómetros del pueblo; si no, los daños personales hubieran sido mucho mayores.

Los guardias sepultados lograron liberarse por sus propios medios, pero el sargento no. La "Ertzaintza" tuvo que movilizar equipos de rescate de alta montaña y unidades caninas para poder socorrer al superviviente y recuperar el cuerpo de Piñuel Villalón.

Los efectivos policiales y los bomberos tuvieron que apuntalar primero el edificio para poder trabajar y escarbaron con sus propias manos para llegar hasta las víctimas.

Necesitaron más de dos horas para rescatar al sargento Cabrizo y casi tres para poder sacar los restos sin vida del guardia civil Juan Manuel Piñuel. A las 06.00 horas, los bomberos dieron por concluido el operativo de rescate.

Coche abandonado

Cinco horas después, efectivos de la "Ertzaintza" encontraron en una pista forestal del cercano puerto de Urkiola, en la muga de Álava y Vizcaya, el Peugeot 306 que los terroristas utilizaron en el primer tramo de su huida. Lo etarras trataron de quemar el coche para borrar huellas con un sistema incendiario que falló. Del coche se hizo cargo la Guardia Civil para la investigación.

Dado el estado en que quedó el cuartel, los 29 guardias y sus familiares, asistidos en todo momento por cuatro psicólogos, fueron realojados en instalaciones del instituto armado en la vecina Sansomendi. Los técnicos de Interior señalaron que el edificio, levantado hace de 50 años, sufre daños estructurales y dudan que sea posible rehabilitarlo.

La guardia civil de 39 años P. O. C. sufrió heridas leves y fue dada de alta. El herido más grave, el guardia A. M. G, quedó ingresado en la UCI del h hospital de Vitoria al que fue llevado. El sargento José Javier Cabrerizo Fernández, de 41 años, y la agente E.M.C., de 34 años, fueron ingresados también en Vitoria. Cabrerizo nació en Tudela y estuvo un tiempo destinado en Lerín.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • ¿La unidad contra ETA?. De carcajada si no fuera trágico. Si llevamos décadas con la misma cantinela y la clase política, sobre todo nacionalistas radicales, en la mayoría de los casos, no paran de dar oxígeno a los asesinos. Unos y otros por ocultos intereses, y todos, de espaldas al pueblo español que sufre las consecuenciasUno de tantos amenazados
  • Igual es mas inteligente y democrático dejar que existan opciones politicas que acojan a quienes se aparten del sin sentido de HB y del entorno Etarra. Esa ceguera de gente como quien firma NaBai fuera es la que hacer perpetuar a los radicales.haz algo por la paz!
  • muchos de los milintantes del PP eran también seguidores de FRanco, otros militatantes de la OJE asi como del SEU, no digamos el señor Fraga que con su mandato se asesinó en Vitoria a 5 obreros, por eso no decimos que todas las personas tienen la posibilidad de cambiar. El que este libre de pecado que tire la primera piedra. Por eso no digo UPN fuera ni PP fuera como el que me precededemocrata
  • Pienso que la gente que no conoce la historia de ETA no conoce tampoco los avances que la democracia ha realizado en el desgaste de esta banda. La acción de ETA se basa en una ecuación de la llamada estrategia foquista, esta es la: acción reacción, que significa que cada acción de ETA tiene un reacción del Estado, y esta contribuye a aumentar su base social, dentro de esa lógica, y tal vez hasta los años ochenta, el tiempo jugaba a su favor pues efectivamente su base parecía crecer, pero desde hace bastantes años, esa lógica se ha invertido pues cada acción de ETA contribuye a que su base social disminuya, por ello, ETA seguirá haciendo daño pero el tiempo juega en su contra, y por lo tanto tiene los días contados, contribuyendo además con su sanguinaria agonía a que una parte del nacionalismo no violento (PNV, EA y Aralar) por falta de firmeza para enfrentarse a la base social de ETA pase a apoyar a los partidos constitucionalistas. No hay que desesperar, democracia y perseveranciaJavier
  • Zabaleta era miembro de la mesa nacional de HB( mientras ETA asesinaba múchos ciudadanosa inocentes)y es el cabeza de lista de NaBai para el Gobierno de Navarra.La cabeza de lista al Congreso de España y al ayuntamiento de Pamplona es la sra Barcos que esta en plantilla del gobierno Ibarreche(Ahora en excedencia).Eso dice todo de NaBai.NaBai fuera

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra