Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La ONU aumentará la presión sobre Birmania para evitar otra oleada de muertes

"La magnitud de la situación requiere una mayor movilización de recursos y cooperantes", afirmó Ban Ki-moon en un breve encuentro con la prensa

Actualizada Jueves, 15 de mayo de 2008 - 10:08 h.
  • AGENCIAS. Nueva York (EE UU)

La ONU se dispone a aumentar la presión sobre el Gobierno de Birmania (Myanmar) para evitar una segunda oleada de muertes debido a la insuficiente ayuda que los militares de ese país han dado a las víctimas del ciclón "Nargis".

"Entramos en una segunda etapa de las operaciones para ayudar al pueblo de Myanmar", afirmó hoy el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en un breve encuentro con la prensa.

"Aunque el Gobierno de Myanmar ha mostrado una mayor flexibilidad, es de lejos insuficiente, y la magnitud de la situación requiere una mayor movilización de recursos y cooperantes", afirmó.

Ban celebrará en las próximas horas una reunión con embajadores de los principales países donantes de ayuda así como con los de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) para "discutir de verdad qué medidas concretas podemos tomar a partir de ahora".

El secretario general de la ONU discutió la situación en Birmania por teléfono con el primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, que ha propuesto convocar una cumbre internacional para coordinar los esfuerzos de ayuda al país asiático.

El embajador británico ante la ONU, John Sawers, señaló que a la cumbre acudirían gobiernos, instituciones multilaterales y las principales ONG presentes en Birmania.

"Todos estos actores pueden identificar qué es lo que se necesita y cuál es la mejor manera de hacerlo llegar de modo que sea aceptable para el Gobierno de Birmania", agregó.

El líder de la Junta Militar birmana, el general Than Swe, sigue sin responder las llamadas que Ban le ha hecho, ni a las dos cartas que le ha enviado, lo que un alto funcionario de la ONU atribuyó a "la alergia al teléfono" que sufren los militares birmanos.

El Gobierno del país acepta la ayuda enviada por la comunidad internacional, pero se reserva la responsabilidad de distribuirla y se resiste a dejar entrar a extranjeros para ayudar en las tareas de asistencia a los damnificados.

Bajo esas condiciones, la ONU considera que las operaciones de ayuda siguen siendo insuficientes y ponen en riesgo las vidas de los damnificados por el ciclón "Nargis", que ahora se estima pueden llegar hasta los 2,5 millones de personas.

Las últimas cifras ofrecidas por las autoridades elevan los muertos a 38.400 y los desaparecidos a 27.000, según la ONU.

"Si queremos evitar la segunda oleada de muertes que nos tememos, se debe organizar una acción internacional coordinada", aseguró el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes.

Precisó que se siguen detectando casos de diarrea entre la población damnificada, pero matizó que no son todavía "algo significante".

Aseguró que el "mayor problema" que afronta la ayuda es la decisión de las autoridades birmanas de impedir a los escasos cooperantes internacionales en Rangún el acceso a las zonas del delta del río Irrawady, donde están las poblaciones más desamparadas.

"Es una frustración inmensa que los que han podido llegar a Myanmar no puedan acceder al delta", apuntó.

El centenar de empleados internacionales que tienen las agencias de la ONU en Birmania han tenido que ceder la coordinación sobre el terreno al personal local, que en general carece de la experiencia y los conocimientos necesarios para llevar a cabo una operación de esta magnitud, apuntó.

Holmes indicó que han recibido cuarenta visados, pero que hay decenas de solicitudes más a la espera de una respuesta de los servicios consulares birmanos.

En cuanto a las aportaciones económicas, el subsecretario general indicó que se han recibido promesas de ayuda valoradas en 115 millones de dólares (unos 72 millones de euros).

Holmes advirtió de que la solicitud de fondos de emergencia por valor de 187 millones de dólares (117 millones de euros) lanzada el viernes por la ONU aumentó a 200 millones (125 millones) tras sumarse nuevos pedido del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

La ONU calcula que Rangún ha recibido entre 25 y 30 vuelos con ayuda humanitaria en los últimos catorce días, pero se desconoce qué porcentaje de esos cargamentos llegaron a quienes los necesitan.

Los expertos en asistencia humanitaria de la organización estiman que solamente un tercio de los damnificados han recibido algún tipo mínimo de ayuda.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra