Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Crece la tensión en Nápoles con la quema de asentamientos gitanos

La ola de agresiones se desató el pasado sábado, cuando una joven rumana de 16 años entró en una casa e intentó secuestrar a un bebé

Actualizada Jueves, 15 de mayo de 2008 - 15:16 h.
  • AGENCIAS. Roma (Italia)

La periferia de la ciudad de Nápoles, en el sur de Italia, ha vivido en los últimos días un aumento de casos de agresión contra asentamientos gitanos de origen rumano, con la quema hasta el momento de cinco campamentos.

Los bomberos han tenido que apagar hoy tres incendios provocados en asentamientos de una barriada de Nápoles, donde hasta ahora vivían grupos de gitanos y que fueron evacuados ante el peligro que corrían sus vidas.

La ola de agresiones se desató el pasado sábado, cuando una joven rumana de 16 años supuestamente entró en una casa de la periferia de Nápoles, en Ponticelli, e intentó secuestrar a un bebé de seis meses.

La madre del bebé alertó del suceso y los vecinos del inmueble consiguieron frenar a la joven, que finalmente tuvo que ser protegida por los agentes de policía que habían acudido al lugar, ya que las personas que socorrieron al pequeño querían lincharla.

Tres horas después del intento de secuestro, un joven rumano recibió una fuerte paliza y fue acuchillado en la espalda, mientras que el lunes tres personas prendieron fuego a la entrada de uno de los campamentos.

La noche del lunes al martes un grupo de jóvenes lanzaron desde el coche cócteles molotov a otro asentamiento e incendiaron cuatro barracas, mientras que en otro campamento se registró una agresión con piedras.

El martes, después de que el juez confirmara el arresto de la joven acusada del secuestro del bebé, tuvieron lugar nuevos ataques a los asentamientos, que obligaron a trasladar a todos los gitanos a un mismo campamento bajo protección policial y de cuyo nuevo emplazamiento no ha trascendido detalle alguno.

Un grupo de mujeres y niños italianos bailaban y cantaban hoy mientras las llamas devastaban los campamentos y silbaron después a los bomberos que acudieron a apagarlas, según fuentes de este cuerpo recogidas por los medios de comunicación italianos.

Sin embargo, la alcaldesa de Nápoles, Rosa Iervolino, ha condenado las acciones en un comunicado en el que se lee: "condeno toda reacción violenta y racista".

"El Ayuntamiento de Nápoles ha trabajado y está trabajando por realizar una política de acogida que cree condiciones humanas de vida, tutele los derechos de los ciudadanos y haga posible una convivencia serena", añadió la alcaldesa.

A esa condena se ha unido la coordinadora local contra el racismo que ha convocado una manifestación de solidaridad para mañana y la comunidad católica de San Egidio para quien no se puede aceptar que "sea un minoría violenta la que resuelva en 36 horas una situación compleja que debe solucionar la política local".

No es la primera vez que en Italia se registran casos de agresión y xenofobia contra la comunidad gitana.

En 2007, la organización Romani Criss, defensora de los derechos de los gitanos de Rumanía, denunció el racismo al que está sometida su comunidad en Italia.

Este mismo año, el "Grupo Armado para Purificación Étnica" (GAPE) responsable de un incendio en el que perecieron carbonizados cuatro niños gitanos rumanos de entre 4 y 11 años, envió una carta a la prensa con un ultimátum a los gitanos de Italia para que abandonaran el país en un plazo de 20 días.

Estos incidentes se suman a la tensión nacida por el paquete de medidas sobre seguridad que prepara el Gobierno de Silvio Berlusconi, con el que se contempla luchar contra la inmigración ilegal y que ha levantado recelos en algunos países, como Rumanía.

Los ataques a la comunidad gitana coinciden, además, con la ascensión al poder de la Liga Norte, partido xenófobo que exige la expulsión de los inmigrantes.

Mañana, el ministro italiano de Interior, Roberto Maroni, se reúne con su colega rumano, Cristian David, oficialmente para estudiar medidas de colaboración entre los dos países en materia de inmigración y de lucha a la criminalidad.

Se calcula que en Italia hay medio millón de gitanos procedentes de los Balcanes.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra