Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La Semana de Estudios Medievales de Estella analizará este año las percepciones académica y social de la Historia Medieval

La XXXV edición se celebrará del 21 al 25 de julio y se concederán 23 becas para asistir a las actividades programadas

Actualizada Jueves, 15 de mayo de 2008 - 14:53 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

El consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Navarra, Juan Ramón Corpas, presentó este mediodía en el Museo Gustavo de Maeztu el contenido de la XXXV Semana de Estudios Medievales de Estella, que se celebrará del 21 al 25 de julio bajo el título 'La Historia Medieval hoy: percepción académica y percepción social', organizada por el Gobierno foral y con la colaboración del Ayuntamiento estellés.

En esta edición de la Semana se pretende analizar la situación actual de la Historia Medieval, ya que se ha observado que se está produciendo un descenso del número de matriculaciones en Humanidades.

La conferencia inaugural, a cargo del profesor Juan Carrasco Pérez (UPNA), llevará por título "La historia medieval hoy. Análisis y planteamiento general del tema". Junto con las conferencias y mesas redondas, se han organizado también visitas a Pamplona, Eunate y las bibliotecas de las universidades pública y privada de Navarra. La clausura, el 25 de julio, estará a cargo del consejero Corpas.

Junto a la presentación de la Semana, el Consejero ha aludido a las becas que anualmente se conceden para acudir a las actividades programadas. Se han reservado en esta ocasión 23 plazas. Cada año se constata una menor petición de becas, ya que ha habido ediciones en las que éstas ascendían a cincuenta. Sin embargo, este año hay más extranjeros que las han solicitado. Proceden de Florencia, Abidjan (Costa de Marfil), Felline di Alliste (Italia) y Wiltshire (Reino Unido). Respecto a los españoles, llegan de Zaragoza, Sevilla, Barcelona, Asturias, Guipúzcoa, Bilbao, Madrid, Vitoria, Gijón y Valencia. Ningún navarro ha solicitado beca.

Estas becas, cuya cuantía total está cercana a los 6.000 euros, consisten en la exención del pago de los derechos de inscripción, alojamiento en la Residencia de las Religiosas de María Inmaculada, en habitación individual o doble, y se entregarán vales para comidas y cenas.

Los becarios han debido cursar segundo o tercer ciclo y han enviado cumplimentado un impreso de solicitud firmado por el catedrático que le avala, además de una copia del expediente académico, donde figuren las notas obtenidas en la carrera.

Por otra parte, se han presentado también las actas de la edición del año 2007 de la Semana, en las que se recogen diferentes ponencias referentes a los movimientos migratorios, asentamientos y expansión en los siglos VIII y IX.

Finalmente, el profesor de la Universidad de Zaragoza Ángel Sesma ha presentado el segundo volumen de una colección dedicada a recopilar la obra dispersa del estellés José María Lacarra.

La colección comenzó el año pasado, fecha en la que se conmemoró el centenario de este catedrático de Historia Medieval. Este segundo volumen, titulado "En el centenario de José María Lacarra 1907-2007. Obra dispersa 1945-1950", recoge artículos y escritos del profesor referidos a la Edad Media y la Corona de Aragón, antigüedades romanas de Estella, rutas de peregrinación, orfebrería medieval, Roncesvalles, el desarrollo urbano de las ciudades de Navarra y Aragón en la Edad Media, Inglaterra y el imperio español, o el emperador de la barba florida, entre otros hasta completar un total de 34 textos. El coste de la edición, a cargo del Departamento de Cultura y Turismo, ha sido de 9.500 euros.

Las Semanas de Estudios Medievales se iniciaron en 1964 de la mano de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Estella. Enseguida contaron con la ayuda de la Institución Príncipe de Viana, que desde 1966 asumió una parte importante de sus gastos y organización. En esa primera etapa se pretendió desarrollar una especie de "universidad de verano".

Tuvieron especial relevancia la figuras del entonces presidente de la Asociación, Francisco Beruete, y del catedrático de historia medieval de la Universidad de Zaragoza, José María Lacarra. También entonces se recurría a actividades culturales complementarias, musicales en general, desarrolladas en el Convento de las Madres Clarisas.

A partir de 1991, y tras un paréntesis de más de un decenio se reiniciaron las sesiones, con la celebración de la décimo octava, y con una nueva orientación. Se creó entonces un Comité Científico, encargado de los contenidos académicos de la Semana, mientras la organización corre a cargo del Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana, que la integra entre sus actividades culturales propias.

Desde entonces se han venido celebrando de forma continuada, al tiempo que se procede a la edición de sus actas en la primavera siguiente.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra