Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

Una remodelación impedirá al bar de la estación de Estella abrir en la temporada de verano

El nuevo condicionado se someterá a la deliberación de los grupos en un pleno del viernes

Actualizada Miércoles, 14 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • M.M. . ESTELLA

El bar municipal ubicado en los bajos del edificio de la estación sufrirá la primera remodelación tras su apertura el 20 de octubre de 1986, lo que impedirá su uso durante el verano. Aunque en el inmueble que preside la plaza de La Coronación -inaugurado a su vez en 1926- existía antiguamente otro establecimiento hostelero, el Moli, las obras para adecuar la estación como escuela de música propició la construcción del actual bar.

En la licitación del servicio, el Ayuntamiento se decantó por la propuesta de Iñaki Astarriaga Corres frente a otras dos ofertas. El actual portavoz de NaBai en el consistorio estellés regentó el establecimiento 21 años y medio y, durante este tiempo, no se acometió ninguna obra de mejora. Pero con la presente normativa, el local no reúne las condiciones sanitarias necesarias para la licencia de uso. Principalmente por la ubicación de sus baños en el piso soterrado y sin acceso para minusválidos.

El bar, que ocupa una superficie de 100 m2, cuenta con una entreplanta destinada a almacén y que Astarriaga también utilizó como zona expositiva. En el piso a pie de calle se ofrece el servicio hostelero y en el sótano, con acceso desde el bar por unas escaleras junto al mostrador, se ubican además de los baños la cocina.

Todavía no se ha presentado el proyecto de remodelación, que redactarán los técnicos del área municipal de Urbanismo, pero ya se conoce que se quiere dotar de mayor amplitud al bar ocupando parte del vestíbulo contiguo a La Coronación y del antiguo quiosco. Esto es posible porque existe una entrada posterior al edificio para las taquillas de venta de billetes de autobús y la tienda de revistas -también de titularidad municipal- está cerrada ante la ausencia de licitadores. Además, permitiría trasladar los baños a pie de calle.

Nuevo condicionado

El antiguo condicionado para la gestión del bar establecía un alquiler de diez años prorrogable, a otra década más si existía acuerdo entre ambas partes. El canon se fijó en 140.000 de las antiguas pesetas al mes que con los progresivos aumentos del IPC quedó fijado en el 2007 en casi 2.500 euros mensuales. El arrendatario asumía además los gastos de electricidad y agua. Tras dejar Astarriaga el bar, se alquiló de forma temporal por un año.

El Ayuntamiento hará un nuevo condicionado en el que las actuales condiciones económicas y de tiempo seguramente cambien. "La idea es que el arrendatario asuma el coste de los trabajos pero, a cambio, se le podría compensar con un mayor número de años de alquiler", avanza el presidente de la comisión municipal de Urbanismo, el regionalista Javier Soto.

El concejal garantiza -"si se sabe llevar bien"- la rentabilidad económica de un bar ubicado en una zona céntrica peatonalizada. "Y al lado de una plaza que puede utilizar hasta donde quiere para poner terraza", añade.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra