Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

La junta birmana rechaza a los extranjeros

La Cruz Roja calcula que ayuda a 20.000 familias al día y necesita llegar a un millón de personas diarias urgentemente

Actualizada Miércoles, 14 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • DPA. RANGÚN

Más de una semana después del paso del devastador ciclón Nargis por Myanmar, las organizaciones de ayuda con empleados locales están logrando llegar a las regiones más apartadas dentro de la zona afectada.

La ciudad portuaria de LaButta, gravemente dañada, se convirtió en un centro de distribución de ayuda.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la zona afectada se registraron ya los primeros casos de disentería, pero todavía no de cólera.

"Trabajamos estrechamente con el Ministerio de Salud birmano", comunicó el director regional de la OMS para el sudeste asiático, Samlee Plianbangchang.

"La situación en LaButta es muy, muy dramática", dijo Birke Herzbruch de la Internacional Maltesa en Rangún. Un gran problema son las diarreas. La gente lleva una semana tomando agua de pozos, que debido a las inundaciones quedó salada, y las intensas lluvias están empeorando la situación.

La prensa estatal, órgano oficial de la junta militar, dejó claro que no son bienvenidos en el país los cooperantes extranjeros. La distribución de la ayuda es asumida por los militares, siempre y cuando los donantes no tengan empleados locales, se señaló.

La Cruz Roja está ayudando a aproximadamente 20.000 familias por día en la zona devastada. "Les llevamos lo que necesitan más: alimentos, tiendas de campaña, redes para los mosquitos, sets de cocina o ropa", dijo Bernd Schell, empleado de la Cruz Roja. Schell dijo que estima que aproximadamente un millón de personas necesita ayuda urgente.

Damnificados y voluntarios

Muchos empleados de la Cruz Roja se quedaron sin casa y sin embargo siguen prestando ayuda incansablemente, informó Bridget Gardner de la Cruz Roja Internacional en Ginebra tras regresar de LaButta.

Estos empleados merecen un elogio especial, añadió. "Grupos de cuatro o cinco cooperantes se ocupan por día de hasta 200 personas. Y ya no tienen casa en la que puedan descansar de tanto trabajo duro".

La organización World Vision estableció en las zonas más afectadas 37 centros de atención para niños. Allí encontrarán cobijo niñas y niños que perdieron a sus padres en el ciclón.

En Rangún, llegaron medicamentos y equipos médicos para tratar a unas 80.000 personas. En el delta del Irrawaddy, especialmente afectado, la OMS comenzó a repartir víveres. De momento, sin embargo, sólo pueden hacerlo empleados locales y no cooperantes internacionales.

Médicos sin Fronteras optó por contratar a nuevos empleados en la zona para poder llevar la ayuda con camiones a los más necesitados.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra