Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
OTRASCOMARCAS

La romería a Codés congrega a medio millar de personas

La Eucaristía se ofició en el interior del templo, ya que el mal tiempo impidió que se celebrara en la plaza, lugar habitual

Actualizada Lunes, 12 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • NOELIA GORBEA. TORRALBA DEL RÍO

La romería de ayer no pone fin al calendario de este año, que tiene aún varias citas por delante. Ayer le tocó el turno a Espronceda, donde peregrinos de toda la zona se congregaron en el Santuario de la Virgen de Nuestra Señora de Codés, situado en Torralba del Río, para celebrar la tradicional romería general de Pentecostés.

Y como dice el refrán, en Pentecostés, todos y todas a Codés. Al encuentro acudieron cofrades, fieles y romeros procedentes de más de cuarenta pueblos de los valles de Aguilar, Marañón y otras localidades como Desojo, Aras o Azuelo.

La Eucaristía fue oficiada por el párroco de Espronceda, Serafín Arbizu, cuya localidad hizo su particular peregrinación coincidiendo con la general. A pesar de que la lluvia no hizo aparición durante la mañana de ayer, la misa se celebró en el interior del templo. La parte musical corrió a cargo del coro de Espronceda, dirigido por Isabel Lara, quienes amenizaron el culto con cantos como Alegre la mañana, con el que abrieron la Eucaristía. Sus melodías acompañaron a los fieles durante la celebración de la misa. Como novedad y al finalizar la ceremonia, se llevó a cabo una ofrenda de flores que todos los pueblos de la zona dedicaron a la Virgen. Uno a uno, un representante de cada localidad pasó hasta el altar donde, con la ayuda de Serafín Arbizu, depositaron los ramos.

Artesanos de todo tipo

En el entorno se organizó una pequeña feria de artesanos y de venta de diversos productos típicos de repostería. En la parte superior del santuario y bajo el techo del frontón de la localidad, el resto de feriantes expusieron sus productos para vender sus mercancías con posterioridad. Uno de los puestos más llamativos fue el telar de Mirian San Martín, natural de Entrena. "Es un modo de que la gente aprenda a valorar el esfuerzo del mundo de la artesanía", explicó San Martín mientras enseñaba a los curiosos el funcionamiento del telar. Se trata del primer año que esta riojana acude con su marido a la feria de Codés, pero disfrutaron tanto de la experiencia que están "dispuestos a repetir". Otro de los protagonistas fue Alberto González quien, con la ayuda de su motosierra, realizó varias esculturas en madera.

Y como broche final, los asistentes pudieron disfrutar por dos euros de chistorra y vino de la tierra. Javier Díez, de 49 años, llegó desde la capital riojana para participar en esta jornada. "Es la primera vez que vengo, pero me llevo un buen recuerdo", explicó mientras degustaba vino.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra