Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SUCESOS

El jefe de policía de Coslada se declara ante el juez inocente y víctima de una conspiración

El presunto "capo" afirmó que no podía hacerse responsable de lo que hicieran sus subordinados en bares y prostíbulos

Actualizada Lunes, 12 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • MELCHOR SÁIZ-PARDO . COLPISA-MADRID

Frío y sin derrumbarse, el jefe de la Policía Local de Coslada lo negó todo ante la juez. Ginés Jiménez Buendía, el presunto cabecilla de la mafia policial desarticulada esta semana, se declaró inocente. Dijo no saber nada de las acusaciones de la Fiscalía y de sus propios esbirros, algunos de los cuales horas antes habían cantado ante la policía e implicado al capo de la mafia para intentar exculparse.

El jefe de los municipales y sus acólitos respondieron a una quincena de cargos: asociación ilícita, extorsión, corrupción, lesiones, agresiones sexuales, apropiación indebida, chantaje, amenazas, cohecho, posesión de armas y delitos contra la salud publica, el patrimonio y la administración, entre otros.

Ginés Jiménez fue el primero en declarar ante la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Coslada, María de las Nieves Gómez Martínez. Durante la hora y media que duró su interrogatorio, el sheriff insistió en su inocencia, una estrategia que su abogado, José Andrés Díez, ya había adelantado antes del comienzo de la declaración. El defensor avisó que no iba a permitir que al jefe de los municipales se le implicara "en un caso Marbella II o nuevo Malaya" y criticó el tratamiento que se le ha dado en los medios de comunicación.

"Inspecciones legales"

Además, el letrado insinuó que su cliente había sido víctima de la guerra de las policías locales entre el Gobierno autonómico popular y el ayuntamiento socialista, a cuenta de la polémicas Bescam (Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad Autónoma de Madrid). Díez, que llegó a afirmar que el supuesto capo es "muy querido" en el pueblo, señaló que las pruebas contra el principal implicado son débiles y se mostró confiado en que pudiera ser liberado bajo fianza.

Jiménez, apuntaron fuentes judiciales, en el juzgado se mantuvo "impertérrito" a las pruebas en su contra, una actitud idéntica a la que exhibió durante las 72 horas de incomunicación a manos de la Policía Judicial. No confesó. Con gran entereza sostuvo en todo momento que ignoraba lo que sus subordinados hacían por las noches y que, en modo alguno, podía hacerse responsable de las actividades de toda la plantilla de la policía.

El sheriff argumentó que únicamente aparecía por los bares y prostíbulos para hacer inspecciones legales, que nunca extorsionó o coaccionó a los dueños de los locales, que jamás cobró una "mordida" y que es víctima de una conspiración que dura ya años. Ginés Jiménez fue acusado de forma genérica de delitos contra la libertad sexual, contra la Administración y de tenencia ilícita de armas, sin que la magistrado concretara por el momento qué ilícitos exactos se le imputan.

Tras el cabecilla fueron pasando ante la juez trece de sus subordinados hasta bien entrada la noche. El segundo implicado en dar su versión fue Carlos, el lugarteniente y chófer de Jiménez, que se entregó el sábado a la Policía tras escapar a la redada.

Como su jefe, se declaró inocente de los cargos que se le imputan: asociación ilícita, amenazas, lesiones y delitos contra el patrimonio, la administración y la libertad sexual. Carlos negó que El Bloque -como autodenominaba el grupo de policías imputados- fuera una organización mafiosa. Según su testimonio, sólo era un apodo para el grupo de agentes que acudían juntos al gimnasio.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • -Y el Ayuntº se llama a andadas, y dice que se personará como acusación particular. ¿Contra sí mismo? Porque es el responsable y garante de lo que hace su personal, ¿no? !Qué cara¡Luis
  • Yo he sufrido persecución de este individuo por no trasladar heridos de accidentes de tráfico en Coslada a una clínica privada que le daba buenos dineros. Vergüenza les debía dar a todos los que han consentido que semejante engentro estuviera al frente de la Policía, y como responsables lo son por acción y omisión tanto votantes como alcaldes y todos los que han hecho la vista gorda. Aquí no sabeis ni de la misa la media. Yo tengo el gran privilegio de estar en su fichero personal de perseguidos, y por tanto ENEMIGO suyo. Lo que le pase a partir de ahora no va a ser ni la milésima parte de lo que el ha hecho pasar a los demás. Me da que si sale inocente, "Duelo en O.K. Corral" no va a ser nada con lo que se va a liar en Coslada.Emilio Girón
  • No entiendo que no exista una policía de asuntos internos que tenga programadas lo mismo que las empresas, auditorias en el funcionamiento de los cuerpos de seguridad, sean del Estado, autonómicos o municipales, así como que no exista una oficina de quejas de los ciudadanos sobre abusos o dejación de las funciones de la policía. Eso sería saludable para la policía y para los ciudadanosJavier
  • en caso de que sea inocente los periodistas ya lo habreis juzgado con vuestro adjetivos y vuestra forma de describir la noticiaos tenia que dar vergüenza como hablais de los demás

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra