Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Facilitar la acogida de los adolescentes

"A veces, cuando llega, el joven se aisla, y está meses sin relacionarse", apunta Sara Bea

Actualizada Sábado, 10 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • MARTÍN RUIZ . PAMPLONA.

MUCHOS llegan tras estar 6 ó 7 años en su país de origen separados de los padres, e inician en Navarra una convivencia familiar que tiende a complicarse. "Igual, sus padres emigraron cuando ellos tenían 8 años, y ahora se reencuentran con 16.

Suele haber sentimiento de culpa por parte de padres, y de abandono por parte de los hijos", relata Sara Bea Cirauqui, trabajadora social del Servicio Socioeducativo Intercultural (SEI), asociación sin ánimo de lucro que apoya a los adolescentes en sus primeros compases migratorios.

La adolescencia es una etapa de afirmación de la identidad personal y grupal, que puede verse afectada por un proceso migratorio. Al llegar, "muchas veces los jóvenes se aíslan, y están meses sin entablar relaciones en su nuevo entorno", precisa Bea, sobre todo, "si llegan en mayo, y no se les escolariza hasta septiembre".

SEI trabaja desde 1999 con jóvenes de 12 a 18 años y con sus familias en intervenciones que duran entre 12 y 18 meses. Su objetivo es "prevenir situaciones de exclusión social y facilitar la acogida en nuestra sociedad, a través del acompañamiento en su proceso de elaboración del duelo migratorio, así como en su desarrollo psicológico, social y educativo", en colaboración con los colegios, servicios sociales y las propias familias.

Esto se concreta en dos programas en los que toman parte en la actualidad 60 jóvenes inmigrantes sobre todo de origen boliviano, ecuatoriano, brasileño o de Europa del Este, 41 voluntarios y 2 trabajadoras.

El primer contacto se produce en el programa de acogida socioeducativa que se imparte de lunes a miércoles. Se refuerzan los conocimientos de inglés, matemáticas, lengua y otras materias a demanda de los jóvenes. "El refuerzo escolar trabaja la comprensión lectora y los contenidos, pero sobre todo es una herramienta para acompañar a los chavales", explica Bea, de 27 años. "Aprovechamos para hablar de modo distendido con ellos, conocer sus inquietudes, y reforzar su autoestima, habilidades sociales o dar apoyo emocional".

La segunda herramienta es el programa intercultural de acogida en el tiempo libre. "Realizamos diferentes actividades de ocio con grupos de tiempo libre de Pamplona, para facilitar el encuentro intercultural", expone Bea. Así, este fin de semana, los pequeños tienen un taller de baile y los mayores, pintarán un grafiti. "Y si, por ejemplo, el Ayuntamiento de Barañáin celebra un cuenta cuentos intercultural, allá que vamos, y de paso, aprenden cómo se viaja en villavesa", expone. "Se trata de aprovechar actividades que ya se están haciendo y entidades que pueden ser útiles, como la Casa de la Juventud, civivox, bibliotecas, asociaciones..."

Lo que se intenta es "que los adolescentes estén cada vez mejor", indica. "Creo que se consigue". Prueba de ello es que cinco antiguos usuarios ya están preparándose para ayudar como monitores a otros jóvenes que ahora llegan a Navarra.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra