Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MUSICA

El cese de David Guindano deja a la Coral de Cámara sin coro amateur

"En este momento toda mi energía está centrada en que un grupo nuevo se establezca y afiance", comenta David Guindano

Actualizada Sábado, 10 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • NEREA ALEJOS . PAMPLONA .

La Coral de Cámara de Pamplona ha perdido su formación amateur a raíz de la marcha de doce de los dieciséis cantantes que la integraban. Tras la destitución de David Guindano hace un mes, la mayoría de los componentes amateurs han decidido continuar junto a él para emprender un nuevo proyecto coral.

Para solventar esta situación, la Coral de Cámara ha decidido incorporar a seis nuevos cantantes que serán seleccionados en las audiciones convocadas para el próximo fin de semana. "Yo no hablaría de crisis. Las audiciones son el pan nuestro de cada día", zanja el gerente de la Coral, Patxi Garro, que sustituyó a su predecesor, Ignacio Iturrarte, el pasado mes de enero.

Los ya ex componentes del coro amateur declaran haberse sentido "ninguneados y pisoteados" por la Junta Directiva, a la que achacan "falta de criterio musical" por la decisión de prescindir de Guindano.

"Su proyecto musical no tenía parangón en cuanto a calidad y originalidad. A todos los cantantes nos ha exigido un esfuerzo ímprobo", estima Javier Casalí, que entró en la Coral en 1999. Esta postura la suscriben los también ex coralistas Pilar del Valle de Lersundi, Juan López Tabar y Beatriz Aguirre Baines, que ahora participan en el nuevo proyecto de Guindano.

Sin embargo, el descontento no sólo afecta a este grupo de cantantes, sino también a los socios de la Coral de Cámara, a quienes no se les informó oficialmente de la destitución de Guindano.

Los cantantes recibieron la noticia por correo electrónico. En esa misiva también se les convocaba al primer ensayo con el nuevo director, Jesús Echeverría, el día 14 de abril. Nadie acudió, en protesta por la destitución de Guindano. "Echeverría tiene un currículum impecable como director de orquesta, pero nunca ha estado al frente de una formación coral", considera Pilar del Valle de Lersundi.

Malestar con la Junta

Según distintas fuentes vinculadas a la Coral, el principal motivo de descontento se debe a la actuación de la Junta Directiva en los últimos años.

El pasado 10 de abril, un total de 25 socios reunieron sus firmas para solicitar la elección de una nueva Junta, donde no se ha producido ningún cambio en los últimos tres años. El presidente, Luis Felipe Sarasa, lleva 25 años en el cargo.

La iniciativa se acogía a los estatutos de la Coral, que establecen lo siguiente: "Las asambleas generales extraordinarias se celebrarán cuando lo proponga por escrito una décima parte de los asociados".

"Siempre hemos ido por los cauces legales", destaca Juan López. En los últimos cuatro años, sólo se han celebrado dos asambleas: una extraordinaria, que atañía a la renovación de los estatutos (2006), y otra ordinaria, en junio de 2007. "Siempre se han convocado a regañadientes y por insistencia nuestra", apunta Pablo Azpeitia, representante de los socios cantantes. En la última asamblea ordinaria, celebrada en junio de 2007, el orden del día omitió la renovación de la Junta Directiva. "Se han saltado la legalidad porque no tienen ningún interés en que la Junta se renueve", concluye Azpeitia.

Los estatutos establecen que la asamblea ordinaria se celebrará una vez al año dentro de los cuatro meses siguientes al cierre del ejercicio, por lo que debería haberse convocado antes del 30 de abril de este año. ¿Por qué no ha tenido lugar? "En este primer trimestre del año, por dejadez", reconoce el gerente, Patxi Garro.

"A la Junta le interesa más su permanencia que la calidad musical de la institución", opina Javier Casalí. Tanto él como sus compañeros consideran que hace falta una gestión "que esté a la altura de una Coral profesional".

Comportamiento "impropio"

En cuanto a la destitución de Guindano, según Pablo Azpeitia, "la Junta esgrimió su comportamiento impropio, contrario a los intereses de la Coral". Algo que también reconoce el gerente, Patxi Garro: "Se han vivido momentos tensos porque su comportamiento estaba perjudicando a la institución", afirma.

El cese de Guindano, "por motivos empresariales", se votó en una junta ordinaria que tuvo lugar el 31 de marzo, con el resultado de 6 votos a favor y una abstención. "David Guindano estaba citado aquel día y no acudió", comenta Patxi Garro.

Finalmente, se ha decidido convocar una asamblea ordinaria que tendrá lugar el próximo 8 de septiembre, con la esperanza de que se acometa una renovación parcial de la Junta.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra