Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TERRORISMO

Hallado el tercer coche de la huida de etarras de Capbreton

El Peugeot 307, robado a punta de pistola a su propietaria, ha estado cinco meses aparcado en la periferia de Burdeos

Actualizada Viernes, 9 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. PARÍS

La policía francesa ha encontrado a las puertas de Burdeos uno de los vehículos empleados en la huida por los tres activistas de ETA que el pasado 1 de diciembre asesinaron en Capbreton (Landas) a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero. Se trata del automóvil que el comando robó a punta de pistola a una conductora a quien abandonaron atada a un árbol y que, según las primeras constataciones, ha permanecido los cinco meses transcurridos desde entonces en el mismo lugar.

El coche, un Peugeot 307 SW familiar de color azul, fue localizado el pasado puente del 1 de Mayo en Talence (Gironda), localidad limítrofe con Burdeos por su periferia meridional y conservaba las placas de matrícula auténticas -1054 QZ 40- que habían sido divulgadas en un llamamiento policial a la colaboración ciudadana.

El automóvil ha sido sometido a una exhaustiva inspección por parte de especialistas de la Policía Técnica y Científica en busca de huellas dactilares y restos orgánicos con la esperanza de identificar al tercer componente -en fuga- del comando. Sus otros dos presuntos integrantes -Saioa Sánchez y Asier Bengoa- fueron detenidos cuatro días después del doble crimen en el Macizo Central al cabo de una caza al hombre por todo el suroeste de Francia que movilizó a 3.000 agentes.

Separados en Burdeos

El hallazgo confirma la hipótesis de que el trío se separó al llegar a Burdeos donde la policía perdió la pista del fugitivo, al que de manera oficiosa se ha identificado como Aitzol Iriondo, Gurbitz, uno de los supuestos jefes del aparato militar en la actualidad. El dirigente pudo beneficiarse de infraestructura de seguridad mientras que la pareja de militantes se vio condenada a una accidentada huida en coches robados, autobús, taxis y auto-stop con los gendarmes en los talones.

Fanny Tilhet, la dueña del coche recuperado en Talence, declaró a finales de 2007 en el diario Le Parisien que se sentía "abandonada", estaba "muy marcada psicológicamente" y tenía "problemas materiales consecutivos al robo".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra