.

.
.



Portada > > > Noticia

Los problemas políticos y del Tercer Mundo, principales preocupaciones de los navarros

- El Medio Ambiente se sitúa en el cuarto lugar, por detrás de las dificultades sociales

- Así se desprende del Ecobarómetro 2007 publicado por el Centro de Recursos Ambientales de Navarra

AGENCIAS. Pamplona Jueves, 8 de mayo de 2008 - 14:20 h.

El Medio Ambiente es la cuarta preocupación de los ciudadanos navarros, por detrás de problemas políticos, relativos al Tercer Mundo o de índole social, aunque consideran que en el plazo de una década será el segundo problema mundial. Así se desprende del Estudio de Percepción Social "Ecobarómetro 2007" llevado a cabo por el Centro de Recursos Ambientales de Navarra (CRANA), fundación adscrita al Gobierno foral, que contiene datos comparables al estudio elaborado en 2000, cuando también el Medio Ambiente estaba en el cuarto lugar de problemas planetarios para los navarros, pero ahora se ha incrementado su importancia relativa al pasar del 27% al 43%.

Los datos, cuya elaboración ha contado con el apoyo de Caja Navarra, han sido dados hoy a conocer en conferencia de prensa por el director gerente del CRANA, Javier Asín, quien ha señalado que el objetivo del estudio (basado en 1.121 encuestas realizadas a navarros mayores de 16 años a finales de 2007) es conocer la conciencia ambiental de la población.

Así, del Ecobárometro 2007 se desprende que el 69% de los navarros considera la conservación de medio ambiente como un problema inmediato y urgente, y que el cambio climático y la contaminación del aire son los principales problemas que afectan a la población.

Aunque el 65% atribuye la responsabilidad en la mejora de los problemas ambientales a todos, favorecer formas de producción más limpias e introducir límites más estrictos para las empresas que perjudican el medio ambiente son consideradas medidas prioritarias.

El estudio refleja, además, que los ciudadanos aprueban la situación del Medio Ambiente en Navarra, a la que otorgan una puntuación del 5,6, y la consideran mejor que la del resto de España (4,5) y el mundo (3,9).

Asimismo, el conjunto de los navarros se considera mejor informado que la media española, aunque el grado de conocimiento es menor si lo comparamos con la media europea.

En todo caso, Asín, ha incidido que en lo que respecta a la disposición hacia el medio ambiente que mantienen los ciudadanos, el 65% de los encuestados, entiende que el medio ambiente es una responsabilidad compartida de toda la sociedad.

Destaca, además, su disposición a favorecer sistemas de producción limpias, a que se reduzca la contaminación de los ríos y el consumo de agua, a fomentar las energías limpias y a que se promuevan acciones de sensibilización a favor de un mayor ahorro y eficiencia energética en los hogares y en las empresas.

En este sentido, la consideración que se hace de la gestión de las políticas gubernamentales es positiva, si bien "la participación, que es un gran déficit, no es una responsabilidad que competa únicamente a las administraciones públicas".

Por ello, el director gerente del CRANA ha señalado que la misión del centro "es abrir y generar espacios de participación pública para una mayor eficiencia de la política medioambiental".

Otros de los datos del estudio revela que los encuestados valoran más positivamente las políticas de las que poseen un mayor grado de conocimiento como es el caso de la gestión de los residuos, el fomento de las fuentes de energía limpias, la lucha contra los incendios forestales o la protección de espacios naturales.

De las actuaciones que realizan los ciudadanos respecto al medio ambiente se concluye que las actuación individuales son más frecuentes que las colectivas, entre las que destacan el reciclaje de basuras, la reutilización de productos, el control en el consumo del agua y la energía, así como los desplazamientos a pié y el uso del transporte público.

Sin embargo son reducidos los porcentajes de población que compran productos ecológicos o de comercio justo.

La escasa participación en acciones colectivas que aparece reflejada en los resultados de la encuesta, no impide sin embargo que la actuación de los grupos ecologistas sea valorada de manera muy positiva por la población, o que indica que "hay mayor sensibilidad y mayor compromiso individual" y "un déficit" en la participación colectiva.

En líneas generales, en comparación con la situación española, la opinión de la ciudadanía navarra apenas difiere, excepto en la consideración del medio ambiente como un problema de futuro, que es más elevado en el caso de la Comunidad foral.

Respecto al Ecobarómetro del año 2000, aunque el Medio Ambiente continúa en el cuarto lugar en la lista de preocupaciones, la población navarra le da mucha mayor importancia.

Asimismo, en comparación con los datos del anterior estudio, hay un mayor porcentaje de encuestados que perciben un empeoramiento en la situación del Medio Ambiente.

En cuanto a los principales problemas medioambientales, mientras que en el año 2000 se señalaban la contaminación de los ríos, los residuos, la pérdida de bosques y el uso del vehículo privado, en el actual estudio se destaca el cambio climático y la contaminación del aire.

En lo que se refiere a las instituciones y organizaciones apenas ha habido cambios, pues la ciudadanía sigue atribuyendo más credibilidad a la comunidad científica y a las organizaciones ecologistas que a los gobiernos.

Respecto a las respuestas individuales y colectivas tampoco se aprecian cambios importantes, ya que destacan las acciones individuales (fundamentalmente la colaboración ciudadana está en la gestión de las basuras y el control de consumos de agua y energía) frente a las colectivas donde se sigue manifestando la escasa participación en acciones promovidas por los grupos ecologistas.

Valid XHTML 1.0 Transitional Validador CSS del W3C

© Diario de Navarra