Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El "carcelero de Amstetten" dice que pudo matar a sus víctimas y no lo hizo

El austríaco Josef Fritzl, que secuestró en un sótano y violó a su hija durante 24 años, asegura que no es un monstruo

Actualizada Jueves, 8 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • ENRIQUE MÜLLER . COLPISA. BERLÍN .

Hace una semana, Josef Fritzl, el hombre más odiado de Austria, confesó haber encerrado a su hija Elisabeth en el sótano de su casa durante 24 años y de haberla convertido en su esclava sexual con quien engendró siete hijos. Pero este miércoles, el ingeniero electrónico de 73 años envió, a través de su abogado, un mensaje a la prensa donde asegura que no es "un monstruo" y que todas las informaciones que se han publicado sobre el caso son "parciales".

Sin mostrar ninguna señal de arrepentimiento por el crimen cometido y sin mencionar tampoco una sola palabra sobre el martirio de sus hijos nacidos en cautiverio, Fritzl se defiende con un argumento patético: "Podría haberlos matados a todos, entonces no hubiese pasado nada. Nadie me habría descubierto", escribe en un mensaje que su abogado envió al periódico austriaco Österreich y que fue reproducido también por el Bild de Alemania.

Fritzl también recuerda, en un intento para mejorar su imagen, que su hija Kerstin de 19 años aun esta con vida gracias a él. "Gracias a mi, Kerstin sigue viva. Yo me preocupé para llevarla al hospital", añade. De hecho, esa decisión llevo a la policía a descubrir el peor caso de incesto y abuso sexual que recuerda la historia criminal austriaca.

Kerstin nació en el calabazo construido por Fritzl en el sótano de su casa y, después de mantenerla encerrada durante 19 años, su padre la sacó, casi moribunda, para llevarla al hospital de Amstetten. Una llamada anónima alertó a la policía, que detuvo a Fritzl en las inmediaciones del hospital el 27 de abril pasado.

Al día siguiente, el monstruo de Amstetten confesó, en forma parcial, los crímenes cometidos y desde entonces guardó silencio hasta ayer, cuando accedió a revelar detalles personales ante la fiscal Christiane Burkheiser que lo interrogó durante una hora y media en las dependencias de la cárcel de St. Pölten.

"Se mostró dispuesto a cooperar y prometió referirse a los hechos que se le imputan", dijo el portavoz de la fiscalía, Gerhard Sedlacek. "El interrogatorio giró esencialmente sobre los elementos biográficos personales y sobre la carrera profesional del acusado", añadió. La próxima entrevista con el acusado se celebrará en un par de semanas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra