Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ECONOMIA

Los 1.200 empleados de CAN en Navarra celebran elecciones sindicales mañana

Los 34 delegados que se elijan en Navarra serán determinantes para la composición del nuevo Comité Intercentros

Actualizada Miércoles, 7 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • PILAR MORRÁS. PAMPLONA

Los más de 1.200 empleados que Caja Navarra tiene en la Comunidad foral están llamados mañana jueves a las urnas para renovar a sus representantes sindicales para los próximos cuatro años.

En concreto, en Navarra se eligen dos comités de empresa, uno con 13 delegados, que representa a los 414 empleados de los servicios centrales y la oficina principal de la Caja en Carlos III, y otro de 21 delegados (cuatro más) que representa a los 806 trabajadores de la red de oficinas de Navarra, más la de Jaca.

A las elecciones concurren sólo cinco sindicatos, frente a los ocho que se disputaban hasta ahora la representación sindical: UGT, CC OO, SEA, ELA y LAB. En las anteriores elecciones, el SEA (sindicato específico de empleados de la CAN) se impuso con 12 delegados (5 en la central y 7 en la red), seguido de UGT, con 8 (4 en la central y 4 en la red); CC OO, con 5 (3 en la central y 2 en la red); LAB, con 3 (1 en la central y 2 en oficinas), además de Siecan (sindicato de la antigua Caja Municipal) y ELA, que obtuvieron un representante cada uno en la red.

En esta ocasión, las elecciones se presentan inciertas, con más de un 30% de la plantilla renovada, joven y con poca cultura sindical, y la fractura entre siglas que se abrió con el último convenio, además de la desaparición de dos de ellas: SEPA y Siecan. La participación suele ser alta, supera el 90% , ya que los sindicatos movilizan 10 furgonetas con diez rutas para recoger, oficina por oficina, el voto de los empleados de todas las sucursales.

Polarización sindical

Los sindicatos intuyen que en estas elecciones podría crearse una polarización del voto en torno a UGT y CC OO. Es decir, entre el sindicato que abanderó el convenio (tuvo que asumir su firma con eficacia limitada por la renuncia del SEA, aunque luego se adhirió toda la plantilla uno por uno) y el que lideró la actitud crítica contra algunos de sus puntos (ganó un recurso en la Audiencia Nacional sobre su aplicación, aunque sin efectos prácticos).

Tras la escisión de SEA a raíz de la firma el último convenio colectivo en 2005, UGT se ha convertido en el sindicato mayoritario en la entidad y aspira a revalidar su primacía, aunque sin lanzar las campanas al vuelo. En estas elecciones, UGT ha integrado en sus listas, como independientes, a los delegados del SEPA, sindicato fundado por los miembros históricos del SEA que, convencidos de la bondad del convenio para los nuevos contratados, tuvieron que dejar la militancia por firmarlo pese al rechazo de sus bases.

Además, UGT cuenta ya a su favor con los 9 delegados del comité de Madrid, a los que el jueves sumará los 5 delegados del nuevo comité de Zaragoza, ya que es el por único sindicato que presenta candidatura. Ese mismo día, se elegirá también el nuevo comité de La Rioja, con 5 delegados. Allí, además de UGT, concurre el SEA.

En función de cómo se desarrollen los comicios en Navarra, UGT, que ya parte con 14 delegados en Madrid y Zaragoza, podría rozar la mayoría absoluta en la Caja. El Comité Intercentros (que es el que negocia) se renovará después de estas elecciones y repartirá sus 13 miembros en función del número total de delegados que sume cada sindicato en todos los comités provinciales. En total, son 62 delegados y en Navarra se eligen 34.

Por su parte, CC OO confía en sacar fruto de su trabajo sindical por toda la red y que le ha llevado a pasar de 20 a 200 afiliados en la Caja en estos años. Además, en 2007 integró en sus filas a los miembros del Siecan, y es el sindicato mayoritario en la banca española. Apuestan, como también ELA, LAB y SEA, por aglutinar el voto crítico de la plantilla, contra "la política de desregulación" que se traduce "en prolongaciones de jornada de forma habitual, traslado de salario variable, intento de controlar las promociones, negociación individual de las prejubilaciones, etc". Pero, en el caso de CC OO, con ganas de superar la fractura actual: "Queremos firmar el siguiente convenio", afirman, "pero no cualquier convenio".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra