Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Presentada en un acto musical la reedición de la obra del compositor navarro Fernando Remacha

La presentación ha tenido lugar en el Conservatorio Superior de Música de Navarra y a ella ha acudido el consejero Carlos Pérez-Nievas

Actualizada Miércoles, 7 de mayo de 2008 - 19:37 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

Con motivo del primer centenario de la muerte de Pablo Sarasate, el 150 aniversario de la fundación del Conservatorio Superior de Música de Navarra y el 50 del Conservatorio Profesional de Música 'Pablo Sarasate', el departamento de Educación del Gobierno de Navarra ha reeditado parte de la obra del músico navarro Fernando Remacha y la biografía que de él escribió su hija Margarita.

El consejero de Educación, Carlos Pérez-Nievas, ha acudido con motivo de la presentación de ambas iniciativas al salón de actos del Conservatorio Superior de Música de Navarra, acompañado de Pedro González, director general de Formación Profesional y Universidades; Carmen Arbizu, directora del Conservatorio Superior de Música de Navarra; Julio Escauriaza, director del Conservatorio Profesional de Música 'Pablo Sarasate'; Margarita Remacha, biógrafa y autora de 'Fernando Remacha: Una vida en armonía'; Marcos Andrés, autor de Fernando Remacha. Música de cámara; y Pedro de Felipe, editor de Fernando Remacha. Música coral armonizada.

También han participado en el acto alumnas del Aula de Canto del Conservatorio, que han interpretado 'Siete canciones vascas' de Remacha; y el pianista Fermín Bernechea.

La obra reeditada está formada por cuatro volúmenes, reunidos en un estuche con un diseño unitario, que distingue cada tomo con un color propio: azul, rojo, verde, naranja. Así, el titulado 'Fernando Remacha. Música coral armonizada. Edición a cargo de Pedro de Felipe y Alayeto' presenta un juicio crítico sobre esta obra y las partituras agrupadas en cinco partes: 'Siete canciones vascas', 'Cinco canciones castellanas', 'Canciones y Tonadillas', 'Villancicos' y 'Otras canciones'.

Otro tomo recopila la Obra completa para piano de Remacha, editada por Antonio Baciero. El índice de este libro ofrece una Introducción, un ensayo de cronología, un estudio sobre 'El piano en Remacha: comentarios, reflexiones y recuerdos', las partituras de dieciséis obras ('La maja vestida. Danza tercera', 'Tres piezas para piano', 'Invención den Do Mayor') y las notas críticas.

El tercer libro reúne, en edición de Marcos Andrés Vierge, la Música de cámara del compositor tudelano, con un estudio introductorio, más las partituras de 'Cuarteto para cuerda', 'Suite para violín y piano', 'Cuarteto para violín, viola, violoncello y piano' y 'Romanza en La bemol para violín y piano'.

El cuarto tomo es una obra que la propia hija del músico navarro, Margarita, publicó en 1996: 'Fernando Remacha: Una vida en armonía', donde se recorre a lo largo de ciento sesenta páginas la trayectoria vital del maestro.

La autora escribió la biografía de su padre basándose en sus recuerdos, en consultas de hemeroteca y en los documentos del archivo familiar. Completan el volumen una cronología, un repertorio bibliográfico y un índice onomástico

Los ejemplares de esta edición limitada a dos centenares de estuches conmemorativos se envían a las Universidades navarras, a los Conservatorios Superiores de Música españoles, a las Escuelas de Música de Navarra y a varios coros de la Comunidad foral, entre otras instituciones y personalidades musicales.

Intermedios musicales

Durante el acto de presentación se han intercalado intermedios musicales: 'Siete canciones vascas' de Fernando Remacha, interpretadas por alumnas del Aula de Canto del Conservatorio Superior de Navarra acompañadas por el piano de Carlos Sánchez.

El pianista Fermín Bernetxea ha ofrecido, además, las obras: 'Tirana', 'Homenaje a Blas de la Serna', 'Sonatina', 'Epitafio' y 'tres piezas para piano'.

Fernando Remacha

El tudelano Fernando Remacha Villar (1898-1984) inició los estudios de violín en su ciudad natal y más tarde en Pamplona con Aramendía. Se trasladó a Madrid, donde asistió a las clases de violín con José del Hierro y de composición con Conrado del Campo. A esta etapa corresponden sus primeras obras, algunas de ellas de calidad insuperable: el ballet 'La Maja vestida' (1919), el poema sinfónico 'Alba' (1922) o las 'Tres piezas para piano' (1923).

En 1923 gana el Premio Roma de la Academia de Bellas Artes de San Fernando con una cantata y una fuga, y obtiene la beca que le permite trasladarse a Italia y estudiar en Roma con Gian Francesco Malipiero. De esta época son, entre otras, el 'motete Quam pulchri sunt' para coro y orquesta (1925) o el 'Homenaje a Góngora' (1927).

En 1928 regresa a Madrid y obtiene por oposición una plaza de viola en la Orquesta Sinfónica de Arbós. Se hace cargo, también, de la gerencia y de la dirección artística de la empresa Filmófono, lo que le permite poner música a varias películas y colaborar con directores de cine del prestigio de Luis Buñuel o José Luis Sáenz de Heredia.

En 1930 se presenta el Grupo de Madrid, bautizado también como Grupo del 31 o de la República. A él pertenecen Bacarisse, Bautista, Mantecón, Rosita García Ascot, los hermanos Rodolfo y Ernesto Halffter y Fernando Remacha, quien se convirtió en uno de los músicos más representativos de la Generación del 27.

La Guerra Civil truncó el esfuerzo y la ilusión de esta generación de compositores, que se dispersó en distintos exilios. Unos huyeron fuera de España y otros, como Remacha, optaron por el exilio interior. Tras la Guerra Civil española volvió a Tudela y prácticamente abandonó la composición hasta los años cincuenta.

Remacha consiguió por tres veces el Premio Nacional de Música: en 1932 con el Cuarteto para cuerda y piano; en 1938 con el Cuarteto para cuerda y el último en 1980.

En el conjunto de su obra sobresalen algunas partituras, hitos significativos en la música contemporánea española: 'los dos cuartetos', 'la cantata Jesucristo en la Cruz' (Premio Tomás Luis de Victoria en 1964), 'el motete Quam pulchri sunt', 'las Vísperas de San Fermín' (1951), 'Concierto para guitarra y orquesta' (1955), 'Rapsodia de Estella' (1958), así como la obra para piano o la música coral.

En 1957 Fernando Remacha puso en marcha el Conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona, que llegó a convertirse en una institución pedagógica ejemplar bajo su dirección. En 1973 fue nombrado doctor Honoris Causa por la Universidad de Navarra. Tudela, su ciudad natal, lo nombró hijo predilecto en 1975.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra