Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Carmelo Gómez: "Uno no tiene que ser estrella, tiene que ser actor"

Cree que se están transmitiendo mensajes contradictorios en el mundo interpretativo

Actualizada Miércoles, 7 de mayo de 2008 - 13:37 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

El actor Carmelo Gómez ha denunciado hoy en Pamplona que se están transmitiendo "mensajes contradictorios" a los jóvenes y en este sentido ha dicho a quienes quieren iniciarse en el mundo de la interpretación que "uno no tiene que ser estrella, tiene que ser actor". Éstas son algunas de las reflexiones que Gómez, quien se ha definido como un "aprendiz de pedagogo", ha trasladado a los jóvenes con los que se ha reunido en la Escuela Navarra de Teatro dentro del ciclo " Otras miradas, otras escenas".

Previamente en una rueda de prensa el actor ha incidido en la necesidad de transmitir mensajes claros a los jóvenes en estos "momentos de convulsión y confusión", ya que, según ha dicho, los medios de comunicación "están entrando en un proceso de masificación o generalización de ideas", en el que "todo lo que implica el más mínimo esfuerzo es rechazado".

Como ejemplo ha citado "productos" como "Fama" o la "utilización del sexo con la mujer", lo que, ha añadido, "contrasta mucho con la idea política que se está transmitiendo de la ley de Igualdad" y esto "es muy contradictorio, confunde mucho, ya que seguimos con los mismos esquemas y a la vez hablamos de igualdad".

Por eso ha subrayado que es preciso lanzar mensajes claros "sobre todo, sobre nuestra organización, quienes somos y a dónde vamos" y en ese contexto ha sostenido que la profesión de actor "no se elige porque quiero ser famoso, sino porque quiero un compromiso".

Pese a que ha reconocido que el "actor siempre tiene algo de ego" y que "la fama es un imán poderoso que atrae", ha incidido en que hay que ser actor por "un compromiso con la verdad. Ése es el objetivo prioritario de cualquier obra de arte", ha aseverado.

En opinión de Gómez, "las razones por las que uno es actor no son las mismas que por las que continúa siéndolo" y en este sentido ha apuntado que "al principio uno es joven y tiene el ímpetu del magnetismo que tiene el mundo de los famosos, la fama, el no pasar desapercibido, ser portada o ser reconocido por la calle".

Sin embargo, para este actor "todo eso al final no sirve para nada, es una pesadez, lo realmente interesante es subirse a un escenario y cuando se apaga y se hace oscuro el patio de butacas ahí es donde se encienden todas las luces por las que tú realmente eres actor".

A quienes están comenzado les ha recomendado el estudio permanente, la observación de la realidad y la vida, el compromiso con uno mismo y con el entorno y tomarse la vida "en serio pero en broma".

Estar preparado para asumir los fracasos y los éxitos es también necesario en una profesión que exige una "permanente puesta a punto" y en la que se "pasa mal y muy bien", según ha indicado el actor recordando su propia experiencia en la que ha habido "frustraciones, miedos y grandes éxitos".

Gómez se ha referido también a la "crisis" que, en su opinión, afecta al cine, del que ha dicho que "lo tiene difícil porque está preso del mercado", a lo que ha añadido que es "demasiado liviano, se está dedicando exclusivamente a los aspectos más frívolos de la sociedad, está invadido de temas reiterativos, no tiene ideas" y "sólo tiene un público", los menores de 30 años.

Tras señalar que es una realidad que la gente está dejando de ir a las salas, el actor no se ha mostrado tan convencido de que no se vea el cine español y al respecto ha comentado que cree que "tiene más repercusión de la que se dice".

Frente a eso ha resaltado el momento que vive el teatro, que tras superar una crisis "gordísima", ahora las salas se llenan con "los grandes temas", con temas que responden a las inquietudes de los espectadores.

Al respecto ha manifestado que para aceptar un papel necesita poder defenderlo "con uñas y dientes", necesita que lo que cuenta "tenga un compromiso o social o político y siempre humano".

Y esto lo ha encontrado en su última película, aún sin estrenar, "La casa de mi padre", que ha rodado en San Sebastián y de la que ha destacado que es "muy social", es el cine que "le gusta hacer".

Respecto a la posibilidad de seguir el camino de otros actores españoles y "cruzar el charco", Gómez ha declarado que no le interesa, aunque "muchas veces" maldice que no le interese, porque "aquí no se trata muy a bien a los nuestros".

La razón que esgrime para no dar ese paso es que necesita expresarse "en el idioma en el que sueña y en el que piensa".

De su última visita a Pamplona, cuando representó en el teatro Gayarre "La Cena", ha destacado el "caluroso" recibimiento del público, que durante cuatro días llenó la sala.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Tiene razón. Actores antes que estrellas. Por eso me pregunto a qué el circo contra la guerra, en favor del Sahara... ¿Por qué tienen que posicionarse en favor o en contra de algo político haciendo uso de su popularidad? ¿Manifestarse abiertamente de derechas o de izquierdas les hace mejores actores o mejores estrellas?Incongruencias

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra