Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

El desgaje boliviano, desde Pamplona

Muchos de los 800 emigrantes de Santa Cruz que viven en Pamplona celebraron ayer la victoria del sí en el referéndum autonómico del departamento opositor a Evo Morales, otros se apenaban por la imagen vista de su país en los medios

Actualizada Martes, 6 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • IÑIGO SALVOCH . PAMPLONA

EL movimiento autonomista boliviano se anotó ayer su primer triunfo frente al Gobierno de Evo Morales, aunque fuese mediante un referendum declarado ilegal, en el departamento de Santa Cruz. El 82% de los votantes apostó por el sí a la autonomía de una región tropical muy alejada del cliché boliviano de las cordilleras y las arideces altiplánicas.

Santa Cruz es una inmensa llanura verde a poco más de cuatrocientos metros de altura por la que hace poco más de tres siglos se abría paso a machetazos con unas cuantas vacas el jesuita navarro Cipriano Barace. Pero hoy, el país que soñó Simón Bolivar amenaza con desgajarse en sucesivos referendums autonómicos por la acentuación interesada de sus diferencias: los collas ocidentales y los cambas orientales; los defensores de Evo Morales y los opositores autonomistas; los pobres y los ricos; los indios y los blancos; las minas expoliadas y el gas por explotar. Todas sesgadas y todas válidas.

Santa Cruz es uno de los principales focos de la emigración boliviana a España. Sólo en Pamplona se calcula que pueden ser unos 800 los oriundos de este departamento y, de forma paralela a sus resultados, la mayoría de los residentes celebró el sí. Otros, tenían sentimientos encontrados y vivían el regusto amargo de las imagenes violentas de un país en el que han quedado sus hijos.

Y a pesar de la distancia, Pamplona tiene un club de fútbol con el nombre de la ciudad boliviana: el Real Santa Cruz. Actualmente participa en el campeonato Higa de Monreal y su fundador, Marcelo Sánchez, se alegraba ayer junto a sus compañeros del resultado del referendum.

"No queremos división"

Lo primero que subrayaba es que los cruceños no desean otra nación que no sea la Boliviana. "No es cierto que busquemos la división del país, pero sí estamos a favor de un mayor grado de autonomía. Queremos administrar nuestros recursos porque uno va a Santa Cruz y no ve una carretera, un centro de salud. A lo que se ve, Evo Morales no se dedica a los nueve departamentos por igual", indicaba este joven boliviano de 27 años que trabaja en el sector de la rehabilitación de edificios y que vive en Pamplona desde hace seis años.

Marcelo sánchez reconocía que el domingo habló con sus amigos cruceños de Pamplona sobre el referendum, pero que aún no lo había podido hacer con su familia en Santa Cruz.

Su novia, Ingrid Mendez Huanca, sí había hablado por teléfono con sus tíos. "Me dijeron que todos habían votado por el sí a la autonomía". Y coincidía con las palabras de Marcelo: "No queremos la separación, sólo que se nos tome un poco más en cuenta". También recordaba que a finales de este año les toca viajar a Santa Cruz, pero que no tenía muy claro el ambiente con el que se encontrarán. "Estos meses la situación ha estado muy mal allá: muchos bloqueos, las exportaciones paradas, conflictos. Espero que a final de año se haya tranquilizado un poco todo esto", manifestaba.

Ambos representaban ayer a los cruceños satisfechos por el resultado electoral. Sin embargo, las voces de otros paisanos suyos no estaban tan de acuerdo con lo sucedido.

"Ni salieron a la calle"

Marina Fernández de Ticona lleva dos años en Pamplona y trabaja en el servicio doméstico. Ella vivía en del departamento de Santa Cruz antes de emigrar a Pamplona, pero era originaria de la bolivia altiplánica. "He hablado con mi familia en Santa Cruz. Ellos están bien, pero me comentaron que hubo muchos enfrentamientos la mañana del referendum. Ni se atrevían a salir de casa, porque allá clarito se ve quienes somos collas. A veces, con solo verte te insultan, te riñen. Mi familia no fue a votar por eso", indicaba a la vez que añadía: "Es difícil saber a quién apoyar en Bolivia. Salimos de allá porque no había recursos, pero ahora me quedo muy triste al ver las imágenes de mis país en la tele".

Sus amigas Silvia López y Marina Fernández corroboraban estos sentimientos de su ciudad: ¡Qué pena que eso ocurra en nuestra patria Bolivia! se lamentaban.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra