Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CATASTROFES

Se teme que suba a 10.000 el número de muertos por el ciclón "Nargis" en Birmania

La comunidad internacional ofreció su ayuda al Gobierno de Myanmar para asistir a las víctimas

Actualizada Martes, 6 de mayo de 2008 - 02:22 h.
  • ÁNGEL ESCAMIS . EFE. RANGÚN

Las autoridades de Myanmar (Birmania), que elevaron ayer a 3.969 el número de muertos a causa del paso del ciclón tropical Nargis por el sur del país, temían que la cifra de fallecidos subiera a los 10.000, mientras que la ONU calculó en cientos de miles los desplazados.

El estado de emergencia imperaba desde el sábado -cuando el ciclón golpeó con más fuerza- en las regiones de Rangún, Irrawaddy y Pegu y en los estados de Karen y Mon. Helicópteros gubernamentales sobrevolaban desde el domingo ese territorio, cuya población llevaba ayer dos días sin suministro de agua y luz, y con problemas de abastecimiento de productos básicos.

El ministro de Asuntos Exteriores, Nyan Win, reunió al cuerpo diplomático y a representantes de la ONU para exponerles la situación y les dijo que el número de víctimas mortales podía llegar a las 10.000 personas.

La ONU, EE UU, la UE y otros países se ofrecieron para auxiliar a las víctimas. "Varios cientos de miles de personas necesitan alojamiento y agua potable para beber", explicó Richard Horsey, miembro de la Oficina Coordinadora de Asuntos Humanitarios de la ONU en Bangkok.

Tareas de desescombro

Rangún, la mayor ciudad del país, pasó la jornada sumida en el caos, mientras que su población, de cinco millones de habitantes, intentaba, con sus propios y escasos medios, llevar a cabo las tareas de desescombro y reparación que eludían el Ejército y las instituciones estatales. Por las aceras había un continuo trasiego de personas que iban con barreños y bidones de plástico en busca de agua.

Niños con sacos al hombro rebuscaban entre los escombros de los edificios derrumbados. "Nadie nos está ayudando, absolutamente nadie", se quejó Thaing mientras cortaba con una sierra un enorme tronco que bloqueaba el acceso a su comercio de ropa.

En Rangún, parece como si hubiera tenido lugar una batalla: miles de árboles caídos, desarraigados por los fuertes vientos, que alcanzaron una velocidad superior a los 190 kilómetros por hora, entorpecen el paso por las calles, sobre las que abundaban los cascotes de tejados.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra