Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La comunidad internacional ayuda a Birmania mientras los muertos y desaparecidos suman ya 63.500

La Junta militar pidió a los empresarios no elevar los precios de los alimentos básicos, los materiales de construcción y el combustible

Actualizada Martes, 6 de mayo de 2008 - 21:27 h.
  • AGENCIAS. Rangún (Birmania)

La Junta militar birmana asegura estar haciendo "todo lo posible" para asistir a los afectados del ciclón 'Nargis' mientras el balance oficial de víctimas continúa aumentando, con casi 22.500 muertos y 41.000 desaparecidos, si bien la ONU no ha podido realizar aún una evaluación real de los daños por la falta de acceso a las zonas afectadas. Entretanto, otros países, entre ellos España, y las ONG, han comenzado a movilizar ayuda de emergencia para los damnificados.

El ministro de Información birmano, Kyaw Hsan, anunció que el Ejecutivo destinará cinco millones de kyats (2,89 millones de euros) a contrarrestar los efectos del ciclón, el más devastador que azota Asia desde el que pasó por Bangladesh en 1991 y dejó 143.000 muertos.

"La tarea es muy amplia y de gran alcance y el Gobierno necesita la cooperación de la gente y los apoyos del interior y del extranjero", destacó Kyaw Hsan en rueda de prensa en Rangún, la antigua capital birmana, donde la comida y el agua comienzan a escasear.

A pesar del hermetismo de las autoridades birmanas, denunciado por diversos grupos de defensa de los Derechos Humanos, el ministro de Información aclaró: "No esconderemos nada. Por favor, díganle a la gente que no se deje engañar por los rumores y las mentiras".

Por otro lado, Hsan dijo que la falta de suministro eléctrico está poniendo en peligro la reanudación del suministro de agua en Rangún, pero que varias decenas de camiones están distribuyendo agua en la ciudad, poblada por cinco millones de personas.

Ahora que los precios de los alimentos básicos, los materiales de construcción y el combustible se han disparado, el ministro dijo: "Apelamos a los empresarios y a los hombres de negocios a no aprovecharse del desastre". "Estamos coordinándonos y cooperando con los empresarios privados", agregó.

La complicada situación ha hecho que el Gobierno birmano cambie su actitud en cierta medida. Así, el representante permanente de Birmania ante la ONU, Kyaw Tint Swe, confirmó que su país ya ha solicitado la asistencia de Naciones Unidas.

Más tarde, la portavoz de la Oficina para la Coordinación de los Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), Elisabeth Byrs, confirmó que la Junta militar está permitiendo la entrada de alimentos y otro material de emergencia en el país pero aún no ha aprobado los visados para algunos cooperantes que pretenden entrar en Birmania para evaluar los daños.

Actualmente ya hay algunos empleados de la ONU en Birmania, entre ellos pequeños equipos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que están intentando asistir a las miles de víctimas del ciclón del pasado sábado.

Los refuerzos enviados por el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y otras agencias están a la espera de que Birmania apruebe sus visados. En todo caso, Byrs consideró que la disposición del régimen militar a aceptar el envío de tiendas de campaña, mosquiteras, pastillas purificadoras de agua, kits sanitarios y otros artículos es "una buena señal".

Balance de víctimas

El último balance de víctimas cifra en 22.464 los muertos y 41.000 los desaparecidos, según la Junta Militar birmana, que precisó que la inmensa mayoría murieron o desaparecieron a causa de la gran ola que inundó el delta del Irrawaddy. El ministro para Ayuda Humanitaria y Reasentamientos, Maung Maung Swe, señaló que la ola "alcanzó los 3,5 metros de alto" e "inundó la mitad de las casas en las aldeas de poca altura". Sólo 671 personas perdieron la vida en Rangún y en sus alrededores, según la radio estatal.

Naciones Unidas calcula que, además, "cientos de miles" de birmanos necesitan asistencia, por lo que el director de la OCHA, Rashid Khalikov, exhortó a la Junta militar a hacer una excepción en el caso de los cooperantes de la ONU y renunciar a las exigencias que establece para la entrega de visados.

Aplazamiento del referéndum

Debido a los destrozos materiales y humanos causados por el ciclón, el Ejecutivo birmano decidió posponer hasta el 24 de mayo la celebración del referéndum sobre la Constitución en las zonas más afectadas de Rangún y del delta del Irrawaddy.

En todo caso, la consulta popular, que se enmarca dentro del plan de la Junta para instaurar la democracia en Birmania, se celebrará el próximo 10 de mayo en el resto del país, tal como estaba previsto, según indicó la televisión estatal.

Ayuda internacional

La comunidad internacional ha reaccionado con rapidez para responder a las necesidades de la población birmana. La UE, a través de su alto representante para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, subrayó que está "lista para ofrecer asistencia directa a la población afectada por el desastre".

También el Gobierno español ha mostrado su solidaridad con los birmanos al anunciar que, "como medida inicial", realizará una aportación de medio millón de euros al fondo que el Programa Mundial de Alimentos (PAM) ha puesto en marcha para asistir a los damnificados.

Dado que se prevé que varios organismos internacionales realicen una lista con las necesidades específicas de los damnificados, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación indicó en un comunicado que "el operativo de emergencia puesto en marcha por España continúa activo", dando a entender que podría haber envíos adicionales de ayuda si así lo solicitan esos organismos o la propia Junta militar.

Pero en algunos casos ha sido necesario instar al Ejecutivo birmano a que acepte la ayuda internacional. Así, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, urgió a la Junta militar a que acepte los equipos de gestión de desastres que le ofrece su país y añadió que Washington está dispuesto a "hacer mucho más" para ayudar.

"Dejen que Estados Unidos les ayude, que ayude a la población", declaró Bush a los periodistas en la Casa Blanca. En este sentido, el presidente propuso llevar al país equipos navales que "ayuden a encontrar a quienes perdieron la vida (...) y a los desaparecidos" y "a estabilizar la situación". "Pero para hacerlo, la Junta militar debe permitir que nuestros equipos de evaluación de desastres entren en el país", dijo.

La ayuda oficial proviene asimismo de agencias de la ONU como el PAM y también de numerosos países. El PAM aseveró que hoy comenzó a distribuir la primera asistencia alimentaria en las zonas afectadas de Rangún y avanzó que prevé ampliar su operación de emergencia y pedir más fondos una vez pueda realizar una evaluación en profundidad de las necesidades sobre el terreno.

La agencia de la ONU lanzó hoy una operación de emergencia valorada en 500.000 dólares con los que se financiará el envío inmediato por aire y el despliegue inicial del personal de emergencia en Birmania. A medida que se reciba información adicional de los equipos de evaluación, "el PAM incrementará la cantidad de ayuda distribuida", dijo el director del PAM en Birmania, Chris Kaye.

Según Kaye, "hasta ahora, el Gobierno ha prestado una cooperación de cierto valor, (pero) para hacer frente a las necesidades de las personas más gravemente afectadas por el desastre hará falta mucha más cooperación a corto plazo". En total, el PAM, en colaboración con Médicos sin Fronteras-Países Bajos, distribuyó hoy 30 toneladas de alimentos en la zona de Rangún.

Entre los países que ya se han comprometido a ayudar a Birmania se incluyen Francia, España, Reino Unido, Indonesia, Grecia, China, India, Japón, Tailandia, Singapur, Estados Unidos, Canadá y Alemania, a los que se suman la UE y la Comisión Europea. Estados Unidos ha destinado, a través de su Agencia para el Desarrollo Internacional, tres millones de dólares para asistir a los damnificados, que se suman a los 250.000 dólares que ya había entregado.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra