Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CARLOS BLANCO JURADO EN EL PROGRAMA "EL GRAN QUIZ"

"Ya no soy el niño superdotado de "Crónicas""

"A veces he echado de menos no haber tenido una infancia más normal, con menos ansia por conocer y aprender"

Actualizada Martes, 6 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • MARÍA QUIJANO . FAX PRESS. MADRID .

Sólo contaba con trece años cuando debutó en Crónicas Marcianas y se convirtió en el niño superdotado de la tele, etiqueta de la que no reniega. Ahora, nueve años, tres carreras y dos doctorados después, Carlos Blanco regresa a la pequeña pantalla para poner a prueba los conocimientos de los concursantes de El Gran Quiz, el nuevo concurso de Cuatro (domingo, 22.00 horas).

El egiptólogo más joven del mundo comparte esta labor con la cantante Marta Sánchez y el crítico de cine Jaume Figueras, y asegura que el programa le ha servido para darse cuenta de "lo ignorante" que es.

Llevábamos tiempo sin verle en televisión, ¿qué ha estado haciendo?

He estudiado tres carreras al mismo tiempo, aunque he hecho alguna aparición esporádica en los medios de comunicación. Ahora estoy en este programa porque me pusieron muchas facilidades y me permite seguir preparando los doctorados.

¿Cómo surgió la oportunidad de participar en El Gran Quiz?

Al principio me llamaron para concursar, pero nunca lo hago porque me pongo nervioso y es un riesgo que no asumo. Pero, me volvieron a llamar para decirme que me querían en el programa. Pensaron que yo transmitía la idea de que el conocimiento es algo fascinante y me siento orgulloso de ello. Estaba muy asustado y les pedí que fuera una cosa seria donde no entrara la frivolidad ni el famoseo.

¿Se las sabe todas o le queda algo por aprender?

Hay preguntas de mucho nivel cultural y estoy aprendiendo. La gente decía que me las sabía todas pero, en absoluto, me di cuenta de cuánto me queda por progresar. En cine y música estoy muy mal, excepto en música clásica porque me gusta bastante. Sin embargo, en historia, ciencias naturales y filosofía es donde mejor me desenvuelvo.

Marta Sánchez y Jaume Figueras, sus compañeros en El Gran Quiz, ¿le han ayudado a superar esas carencias?

Un día le pregunté a Marta Sánchez si conocía a Madonna, por sacar una conversación de la que pudiéramos hablar, y a Jaume le pregunté quién era su actor favorito. Cada uno aprendemos cosas del otro y Marta ha hecho un esfuerzo grandísimo.

¿Cómo ve el nivel cultural de los españoles?

No me atrevo a valorarlo, tendría que ser el ministro de Educación quien lo hiciera. No soy capaz de dar una nota, pero sí veo que hay un abismo entre la especialización, gente muy preparada en su campo, y la cultura general. Hay poca gente que pueda hablar de todo y que reflexione desde la interdisciplinariedad.

Con 13 años participó en Crónicas marcianas, programa que muchos consideraban frívolo, ¿cómo vivió aquella experiencia? Es que yo tenía una sección que no era nada frívola. Yo iba al programa y grababa mi sección a las nueve de la noche. De hecho, a muchos de los colaboradores no les llegué ni a conocer. Además, siempre agradeceré a Javier Sardá que me mantuviera al margen del resto de contenidos del programa. Es verdad que tenía 13 años y que, quizás, estaba allí por el interés de que alguien tan pequeño hablara de esos temas... ¡para qué nos vamos a engañar!

¿Le molesta que se le siga conociendo como el niño superdotado de Crónicas?

Ahora tengo 22 años, ya no soy el niño superdotado. Antes era el niño prodigio, pero una persona tiene que estar orgullosa de su pasado y a mí no me importa que la gente me recuerde así. Sin embargo, he hecho más cosas y no voy a vivir siempre de esa imagen. Quiero aportar algo más a la sociedad.

Ha tenido una adolescencia peculiar, ¿siente que se ha perdido algo?

A mí siempre me ha fascinado el conocimiento y mi adolescencia la he pasado entre libros. No he tenido muchos amigos porque, en ese momento, mis amigos eran los libros. A veces he echado de menos no haber tenido una infancia más normal, con menos ansia por conocer y aprender. Pero soy felíz con lo que soy.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra