Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Esconde los cadáveres de sus tres bebés en un congelador

La madre de los pequeños, de 44 años, fue detenida después de que confesara ser la autora del homicidio

Actualizada Martes, 6 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • ENRIQUE MÜLLER . COLPISA. BERLÍN

Durante una semana la prensa y la televisión alemanas informaron con todo lujo de detalles sobre Josef Fritzl, el llamado "monstruo de Amstetten", que mantuvo prisionera a su hija durante 24 años en el sótano de su casa y a quien embarazó en seis ocasiones.

Desde ayer, los alemanes quedaron confrontados a su propia historia de terror, cuando la policía de Wenden, una pequeña localidad ubicada en el estado de Renania del Norte Westfalia, confirmó que había hallado los cadáveres de tres bebés en el congelador de alimentos ubicado en el sótano de una casa habitada por un matrimonio y tres hijos.

El tétrico descubrimiento parece estar sacado de un buen guión de una película de horror. El sábado pasado, mientras sus padres disfrutaban de un largo fin de semana en la Selva Negra, un joven de 18 años y su hermana, de 24, bajaron al sótano de la vivienda para buscar en el congelador una pizza. Pero los dos jóvenes descubrieron en el interior del congelador que la fecha de caducidad de casi todos los alimentos había vencido y decidieron tirar a la basura todos los paquetes inservibles. Casi al llegar al fondo del congelador, el joven descubrió tres bolsas de plástico, una envuelta con la hoja de un periódico local fechado en 1988.

Los hermanos guardaron silencio hasta el domingo pasado, cuando regresaron sus padres. Después de informarlos del macabro hallazgo, el matrimonio, acompañado de su hija mayor, se dirigió hasta la comisaría. Poco después un grupo de agentes ingresó en el sótano de la casa donde halló las tres bolsas, una de ellas abierta y de la cual sobresalía la cabeza y el brazo de un bebé.

"La mujer se encuentra en estado de shock y durante su declaración no ha hecho más sollozar y temblar", dijo Herbert Fingerhut, jefe del grupo de homicidios de la policía de Hagen, al confirmar que la esposa, de 44 años, había sido detenida después de confesar ser la autora del homicidio de tres de sus hijos.

La mujer, de constitución corpulenta, declaró que había ocultado los tres embarazos a su marido y que los tres bebés habían nacido a finales de los años ochenta. El funcionario de la policía dijo que ni el padre ni sus hijos tenían conocimiento del nacimiento de los tres bebés.

Fingerhut señaló que la autopsia determinará cómo murieron los tres bebés, pero admitió que la mujer había confesado haberlos dado a luz y después depositó los cadáveres en el congelador.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra